No seas como Lot

0
228
No seas como Lot

No seas como Lot

Por eso padres es bueno que seamos buenos líderes de nosotros mismos, hay gente que hoy día ni siquiera sabe para dónde va su hijo, hoy día hay muchos jóvenes suicidándose y otros con intento de suicidio. Hablaremos del tema: “No seas como Lot”.

Las cifras cada vez son más altas porque se están encontrando los jóvenes vacíos, con angustia existencial.

No tienen claro para dónde van sus vidas y a veces producto de unos padres que tampoco sabe para dónde van.

Por eso, es importante aprender a liderarnos, conocer nuestras capacidades, los talentos que Dios ha dado.

Los dones espirituales que Dios ha regalado a cada uno, que bueno que tengamos claro eso.

La inteligencia que Dios te ha dado, las capacidades, las habilidades, las destrezas es una riqueza enorme que Dios ha dado a cada uno de nosotros.

Había un hombre en aquellos tiempos, hace miles de años que se llamó Abraham y Dios le dio por escoger a este hombre y le dice:

“Tienes que salir de tu tierra, de tu parentela para ir a la tierra que yo te mostraré porque te voy a dar una tierra donde fluye leche y miel”.

Recuerde que Dios cuando da cosas, da cosas buenas.

También te puede interesar: Una gran crisis antes de una gran victoria

Abraham salió con su esposa pero él se llevó a su sobrino Lot, no hizo conforme a Dios había dicho porque se llevó a su sobrino.

Cuando una pareja quiere organizar su hogar, tiene que desvincularse del hogar paterno, no es que los aborrezca.

Lo que la Biblia quiere decir, es que ya en la forma de su cultura, sus decisiones, ya no dependen de sus padres porque ya ese varón con su esposa tienen una nueva familia.

Tienen que tener cuidado los padres cuando sus hijos se casen ¡recuerda que en casa hacíamos así!

En casa pero ahora ésta es otra casa, otro nido, por eso, no es bueno que los hijos cuando se casen vivan en la casa de los papás porque dos nidos no caben en un solo nido.

Cuando hacemos las cosas en el orden divino, Dios siempre provee.

Usted cambia el orden de las cosas y se enreda la casa, haga las cosas como convienen en el orden correcto.

Entonces Abraham se lleva a su sobrino y Dios le dice Abraham:

“Voy a bendecirte, en ti serán benditas todas las familias de la tierra, donde te voy a enviar es una tierra de abundancia, eso es lo que yo quiero para ti”.

Él se llevó a Lot porque seguro que quería que Lot también disfrutara de esa bendición.

Hay una diferencia tan marcado entre Lot y Abraham.

Si leemos la Biblia nos damos cuenta que en aquel tiempo la relación con Dios se medía, no por los cultos que asistieran porque no habían cultos.

La relación con Dios se medía porque el varón de la casa hacía un altar de piedras y ahí ofrecía un sacrifico a Dios e invocaba a Dios.

Pero si usted lee la Biblia en los primero capítulos de Génesis, Lot nunca hizo un altar al Señor, en otras palabras, era un cristiano regular.

También te puede interesar: Por qué hay cristianos que no dan frutos

Lot no edifica altares, no se dice que Lot hubiese invocado el nombre del Seños es más, no se dice que a Lot.

Dios lo hubiese visitado en casa como acostumbraba en ese tiempo hacer Dios con su gente.

No se dice tampoco que Dios hizo algún pacto con Lot.

Menos se habla de visiones que tuviera Lot con respecto a la voluntad de Dios para su casa.

Ni de propósitos con sus hijas y si Dios tenía propósitos, Lot jamás se percató de ellos.

Hay algo positivo en la vida de Lot en 2 de Pedro dice, que Lot se afligía por los pecados de su gente, era varón justo pero no dice más nada.

“Y libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados (porque este justo, que moraba entre ellos, afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos)”.

Podríamos decir, que Lot era un creyente que tenía una relación con Dios muy egoísta porque si leemos bien la historia.

Él no permitió que su fe fuera trasmitida a su esposa, ni a sus hijas.

Lot era un creyente materialista, preocupado por sus posesiones, por su riqueza.

Es más, cuando hay problemas entre los pastores del ganado de Lot y los del ganado de Abraham.

Abraham le dice: escoge tú la tierra donde vas apartarte para separarnos y dice que Lot escogió la mejor tierra.

Pero la mejor tierra conducía hacia Sodoma y Gomorra que era una tierra con pobladores muy malos.

Lot estaba enredado, Dios decide destruir a Sodoma y Gomorra por su pecado pero Dios no le cuenta a Lot que lo va a destruir, Dios va donde Abraham.

Era tan terrible la condición de Lot, que cuando Dios envía dos ángeles para destruir a Sodoma y Gomorra.

Los ángeles no quieren pasar siquiera una noche en casa de Lot.

También te puede interesar: ¿Qué son los ángeles y cómo funcionan?

Entonces los ángeles le dicen a Lot “escapa por tu vida con tu esposa y tus hijas porque Dios va a destruir a la ciudad”

Y él sale con su esposa y sus hijas pero Dios había dado una orden.

“Cuando salgan no miren atrás” Porque si miran también van hacer destruidos.

Cuando van saliendo, dice que la mujer volteó a mirar a la ciudad y quedó convertida en una estatua de sal.

Eso fue típico de esa familia, Lot siempre buscó lo material, siempre pensó en las riquezas y su mujer tal cual llenó su corazón de esas cosas.

Al punto que cuando salen ella no pudo dejarlas aunque tuvo porque estaban en su corazón.

Y cuando Lot llega a ese lugar donde alcanza a salvarse dice que le dio miedo vivir en la población y se fue a vivir con sus dos hijas en una cueva.

Sus hijas estaban tan mal en su condición de relación con Dios que ellas piensan.

¿Ahora qué vamos hacer sin esposos y sin hijos?

Vamos a emborrachar a nuestro padre y yo me acuesto con él dijo la mayor y luego tú te acuestas con él y quedemos embarazadas de nuestro papá.

No se habla de que las hijas hubieran consultado a Dios, después de esa salvación tan grande.

Dios salva a Lot y él no hace ningún altar agradeciendo a Dios con una ofrenda por tan grande salvación.

Y luego nacen los hijos de Lot que luego fueron dos grandes pueblos guerreros, que fueron enemigos de Israel.

Un hombre que gastó su vida para acumular cosas, llevarse nada, no salvar su esposa y no salvar hijas, ni su descendencia, su heredad.

“Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.  

Ojalá no hayan padres que estén buscando solo lo material, una mejor posición social y que esa sea su pasión.

Su pasión debe ser Dios, sus fuerzas deben estar direccionadas a fundamentar su hogar en Dios y en su palabra.

De qué sirven las posesiones, necesitamos a Dios, no te preocupes por las añadiduras, cuando alguien es fiel a Dios, Dios lo bendice y lo prospera.

Porque “la bendición de Dios es la enriquece y no añade tristeza con ella”.

Nunca se habla de que Lot diezmara, ni ofrendara, de Abraham sí se sabe.

A veces nosotros tenemos el momento de la ofrenda como algo pasajero y superficial.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Dios le dio Abraham un llamado, una promesa, visiones con respecto a su futuro, a medida que Abraham camina con Dios y se equivocaba.

Su relación con Dios mejora y de tal manera, que dice, que Dios era amigo de Abraham.

Cuando su sobrino fue secuestrado, Abraham no dudó en organizar su gente e ir a liberarlo.

Cuando Dios le cuenta que va a destruir Sodoma y Gomorra, él no se queda tranquilo, él sabe que allá vive su sobrino.

Entonces él comienza a negociar con Dios para beneficio de su sobrino.

“Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él”.

Es decir, Dios escogió Abraham porque él sabía que no le iban quedar grande los pantalones.

Dios sabía que tenía el carácter adecuado para dirigir su familia en pos de los caminos del Señor.

Vea también: El líder cristiano y sus características

No podemos imitar a Lot, tenemos que organizar bien nuestra casa, apasiónese por las cosas de Dios.

Usted sabe que si consigue cualquier cosa que no venga de Dios no le llena el alma, no hay dinero, ni casa que sacie el alma, no hay nada.

Nosotros somos seres espirituales también y lo único que sacia la vida del ser humano es la presencia de Dios en nosotros, solo Dios puede saciar el alma.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Un hogar sin Dios es la tragedia más grande que existe en la tierra.

Dios le dijo a Abraham: voy hacer pacto contigo, colocaban unos animales que los sacrificaban y los partían por mitad.

Dice la Biblia que Abraham estaba ahí, pasó todo el día y Dios no aparecía.

Abraham se queda dormido, empezó a moverse un fuego y pasearse entre los animales.

También te puede interesar: Las ofrendas

Dios aparece ahí y permite que con ese fuego selle ese pacto, el fuego de Dios, cuando Dios establece la iglesia, dice la Biblia que aparecen lenguas como de fuego.

Dios está haciendo cosas tan maravillosas, ha llegado el momento de conquistar grande victorias para la gloria del Señor.

Hay propósitos de Dios sobre tu casa, Dios sabe qué va hacer con nuestros hijos, Dios va a derramar su gracia de una manera poderosa sobre nuestros hijos.

Por: Eduardo Rozo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.