No te dejes silenciar

0
289
No te dejes silenciar

No te dejes silenciar

La Biblia narra cual era el propósito de Saulo y qué deseaba hacer, su plan era acabar y silenciar por completo a aquel grupo de hombres que habían recibido una orden de Dios, él salió para silenciarlos sin saber todo lo que pasaría. Hablaremos sobre: “No te dejes silenciar”.

“Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra” Hechos 1:8.

Esta había sido la orden que Jesús antes de subir al cielo, les había dejado a sus discípulos.

¿Qué razones podía tener Saulo para querer acabar este plan?, porque tengamos claro que el salió para silenciarlos

¿Por qué quería atacar a estos hombres de Dios que pregonaban el evangelio?

“Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al sumo sacerdote, y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que si hallase algunos hombres o mujeres de este Camino, los trajese presos a Jerusalén” Hechos 9:1-2.

Pero Dios hace cosas inexplicables, su capacidad de tratar con el hombre es asombrosa.

Cristo nos ha llenado de su poder y es quien nos da las palabras y por nada debemos silenciarnos, tenemos una misión que nada la acabará.

Porque Dios se encarga, nosotros debemos obedecer y ser portadores de este glorioso evangelio.

También puedes leer: Sin obediencia no hay bendición

Posiblemente esas razones que Saulo tenía eran las siguientes:

  • Saulo oía que la mayoría de los seguidores de Jesús, eran gente del vulgo, gente de clase baja.

Mientras Jesús estaba en Jerusalén, Saulo estaba lejos preparándose para dirigir al pueblo.

Al llegar encuentra que hablan de un tal Jesús, que tenía seguidores y entre los que lo seguían.

Se encontraban pescadores, publicanos, personas de clase baja, rameras, gente que había sido leprosa y ciega.

Probablemente Saulo notó que ningún gobernante y personas de la clase alta, con quien él se rodeaba, seguían a Jesús.

Quizá le pareció terrible que personas de la clase baja predicaran de como debían vivir los demás.

“Y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es” 1 Corintios 1:28.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Para Saulo esto podía ser desagradable e ilógico, no podía creer que los que tiraban la atarraya en el mar eran los pregoneros de un evangelio.

A Dios no le interesan las clases sociales, los títulos, el dinero o la fama que pueda tener alguien.

  • Saulo se encontró con un menaje distinto, un mensaje totalmente nuevo al llegar de donde estaba.

Encontró que hablaban de un Cristo, él no podía tolerar ese mensaje.

También puedes leer: Un mensaje claro y preciso

A demás, encontró el rumor que los discípulos habían sacado el cuerpo de ese tal Jesús de la tumba y lo habían escondido para así decir que había resucitado, ese dicho se divulgó en ese lugar y Saulo al creer esto le molestó.

Él no quería que creyeran en esa “mentira” y se propuso a callar y silenciar a los discípulos.

Muchos de los que hoy estamos en el evangelio, antes lo aborrecíamos, no gustábamos de personas cristiana y hasta criticábamos.

Pero todos coincidimos en que encontrarnos con Jesús fue lo mejor que nos pudo ocurrir.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

No te dejes silenciar.

Saulo salió a hacer lo que había planeado con todas las garantías, jamás se imaginó que a quien perseguía lo encontraría a él en el camino.

Solo le mostró un poco de su gloria, como un resplandor y quedó ciego; Saulo estaba ahora perplejo sin saber que había sucedido y escucha una voz que le dice “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?”

El respondió: “¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues”.

También te puede interesar: ¿Qué son los demonios y cómo funcionan?

Aun está ese espíritu que Saulo llevaba, aun hay muchas personas que influenciadas por el maligno, quieren que usted y yo cerremos nuestros labios, que no prediquemos la palabra del Dios vivo.

El enemigo ataca en estos tiempos de manera diferente, pero su propósito es el mismo, pero Dios no permitirá que eso suceda, por eso no debemos temer, sino seguir llevando este evangelio.

Saulo salió para silenciarlos, así como muchos pueden salir con el propósito de hacerlo.

Pero Jesús se les aparecerá en el camino y nos guardará, tu continua hablando de Jesús por donde quiera vayas.

Por: Rudecindo Garcés

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.