No te descuides en la oración

0
231
No te descuides en la oración

No te descuides en la oración

La mente y visión humana siempre tiene límites, ésta no alcanza a ver más de lo que puede observar y si se quiere llegar más allá, se deben utilizar ciertos artefactos. Hablaremos sobre el tema: “No te descuides en la oración”.

Vemos tan avanzada la ciencia que las cosas que están más allá de los cielos o internamente en nuestro cuerpo, las podemos ver por medio de grandes lentes o por medio de rayos X y distintos mecanismos que se usan para poder mirar más allá.

Espiritualmente también hay muchas cosas que ver, sentir y descubrir, pero no todos podemos verlas, se necesita entrar en una conexión con Dios mucho más profunda.

Vea también: Cómo está mi conexión con Dios

La conexión con el Espíritu Santo deja que Dios amplíe tu vista, esa vista espiritual que todos debemos tener, pero que por descuido, falta de oración y búsqueda, poco a poco se van nublando.

Dios ya todo lo ha provisto y todo lo ha dado, entonces la falla está en nosotros cuando no queremos dejar que Dios amplíe nuestra visión; nos conformamos con un poco y no queremos ver más allá.

Cuando no podemos ver más allá, es porque nuestra visión tiene límites y no tenemos un buen alcance.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Pero lo que Dios quiere de nosotros es que logremos entender que podemos obtener mucho más en él.

Cuando no hay compromiso en ese campo espiritual, hay una visión muy pequeña pero cuando se amplía, hay una proyección de la vida.

En la Biblia encontramos que a Jesús le trajeron un ciego para que lo tocase, y al tocarlo le preguntó si podía ver y éste no veía claramente.

Pero Jesús volvió a tocarle y pudo el que era ciego mirar a lo lejos y ver perfectamente.

También puedes leer: Por qué es importante la obediencia a Dios

No debemos conformarnos sólo con ver un poco, debemos permitir que Jesús nos dé ese segundo toque que nos lleve mucho más allá. Deja que Dios amplíe tu vista.

No necesitamos visión escasa, visión mediocre, visión conformista, se necesita una visión a través de la humillación y la entrega total a Dios.

Ese toque de Dios, hace realidad nuestros deseos, ese toque de Dios nos lleva a lugares inimaginables.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

No te descuides en la oración.

Se necesita ese toque que nos conmueva ante la realidad que él nos pide que hagamos, necesitamos ese encuentro con Jesús.

Tener ese toque que nos muestre la necesidad de este tiempo y el propósito que Dios tiene como otros.

Dios nos puede llevar más allá de lo que imaginamos, puede dar triunfo y victoria en todo lo que emprendamos, pero necesitamos esa conexión y esa visión de propósito.

Vea también: Que tu visión espiritual traspase barreras

Las capacidades y recursos son limitados, nuestra mente ve obstáculos, pero una visión amplia de triunfos en el Señor.

El poder de Dios es ilimitado y siempre será su gloria en nuestras victorias lo que se verá; siempre será él y no nosotras.

Pero necesitamos querer ver más allá, por eso, en esta ocasión el mensaje es deja que Dios amplíe tu vista.

Con esa visión divina podremos ver cosas que otros no ven y es lo que necesita esta iglesia y esta última generación.

Permítele a Dios ampliar tu visión.

Pastor: Reinel Galvis

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.