Por qué Dios no sana a todos los enfermos

0
163
Por qué Dios no sana a todos los enfermos

Por qué Dios no sana a todos los enfermos

En la década de los 80 en los Estados Unidos un inventor muy inteligente, inventó un tipo de muñeca que de pronto comenzó a venderse en todas las tiendas. Hablaremos sobre el tema: “Por qué Dios no sana a todos los enfermos”.

Tanto que no podían mantener el inventario y antes que se abriesen los mercados había mujeres y niñas en línea para comprar esta muñeca.

Lo interesante de esta muñeca es que no era una muñeca Barbie, con la Barbie muchas no se identifican con ellas porque la hacen perfecta.

Este hombre le llamó a la muñeca Cabbage Patch Kids y las hizo gorditas, bajitas, morenitas, se prendió eso y todas querían esa muñeca.

Lo interesante de esto es que las muñecas costaban de 100 a 120 dólares, la gente las compraba y este hombre se hizo millonario vendiendo muñecas feas.

Al parecer la gente se sintió identificada con esta muñeca, y siendo sinceros, no nos sentimos los más esbeltos, atractivos, los más guapos.

Y en ocasiones ese sentimiento tiende a transmitirse en la iglesia en lo espiritual y sufrimos complejos.

Vea también: Emociones y sentimientos perjudiciales para el cristiano

Pensamos, somos pobres, gente humilde, no tenemos mucho dinero y nos consideramos morena.

Pero también surge algo en nuestro corazón y dice, ¡espérate! Estaré feita pero codiciable.

Somos codiciables porque tenemos algo grande.

“Morena soy, oh hijas de Jerusalén, pero codiciable como las tiendas de Cedar, como las cortinas de Salomón.

No reparéis en que soy morena, porque el sol me miró. Los hijos de mi madre se airaron contra mí” Cantares 1:5-6.

El mundo nos humilla, las escuelas, el mundo político, quiere decirnos que no somos atractivos.

Somos morenos pero codiciables porque la iglesia es la que tiene el poder para cambiar y transformar el corazón del mundo.

La iglesia es la única institución que puede transformar el corazón de un pecador del reino de las tinieblas, al reino de su amado hijo.

La predicación de la palabra y la adoración de la iglesia, cuando se une la unción y la palabra transforman corazones, cambia vidas.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Pero parece que no hayamos si poner lo moreno o lo codiciable, si agacharnos o pararnos.

Por qué encorvarnos cuando tenemos el poder más grande del mundo, el Señor nos lo dio en el día de pentecostés, en el aposento alto.

“Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra” Hechos 1:8.

Aunque seas feita, aunque no seas atractiva, tú eres codiciable para mí.

Había una mujer en la sinagoga que había 18 años tenía espíritu de enfermedad, una cosa es tener enfermedad y otra cosa es tener espíritu de enfermedad.

También puedes leer: No temas porque yo estoy contigo

Y este espíritu la había secado completamente, si había sido mujer rica con medios económicos, había gastado su dinero con médicos y nada le pudo sanar.

Cuando entró a la sinagoga aparentemente es una mujer devota, piadosa, que cree en Dios pero viene jorobada.

Se acerca con el fin de escuchar la lectura de la ley, pero esa mañana estaba enseñando un hombre que se llama Jesús de Galilea.

Esta mujer era morena, encorvada, sin atractivos y Jesús la vio.

Estoy seguro que el Señor ha escuchado sus intercesiones y como estaba encorvada fácilmente la tapaban de vista.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Y no solamente la ve, sino que le dice: mujer, eres libre de tu enfermedad.

Quizás hay personas con complejos, no solo nos limitemos a que Dios sane a los enfermos, él puede hacerlo.

Y la pregunta es ¿por qué Dios no sana a todos los enfermos? Dios sabe por qué.

Dios puede sanarte de cáncer hoy, pero si él no sea, no te sana y usted debe adorarle si lo sana o no lo sana.

Hablemos también de enfermedades emocionales, de complejos e inseguridades, que atacan al pastor, a los miembros de la iglesia.

También te puede interesar: No eres prisionero del enemigo

Admítelo, eres morena para el mundo no eres codiciable pero para Dios sí.

El Señor le dijo primero que era libre, después puso las manos sobre ella, luego se enderezó y glorificaba a Dios.

Quizás estás encorvado con algún problema, con algún asunto en su vida, la Biblia dice, que con el corazón se cree y con la boca se hace confesión.

Hoy el Señor quiere hacerte libre y que te enderezcas de esa enfermedad emocional, somos libres en el nombre de Jesucristo, enderécese y glorifique a Dios.

Por: Samuel Valverde

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.