Sin fe es imposible agradar a Dios

0
544
Sin fe es imposible agradar a Dios

Sin fe es imposible agradar a Dios

Cuando nosotros hablamos de la fe, estamos hablando de una de las doctrinas e imprescindibles al interior de la iglesia del Señor y dentro del plan establecido por Dios para la salvación del hombre. Hablaremos sobre: “Sin fe es imposible agradar a Dios”.

Desde la creación del universo hasta la salvación nuestra tiene que ir acompañada del elemento fe.

Si usted no cree, no espera, no confía plenamente en el Señor nunca va a creer que Dios nos va a salvar.

La palabra del Señor trata de establecer en su seno una explicación de lo que es el concepto de fe y hacia donde debe estar orientada y dirigida nuestra fe.

“Puestos los ojos en Jesús el autor y consumador de la fe”.

Cuando hablamos de esto, nos está mostrando que Dios va a hacer algo especial en la vida de los hombres.

Vea también: La fe y la lógica

Y que la obra que él tenía dentro de su plan de salvación, era una obra que iba a hacer consumida y esa obra se consumió en la cruz del calvario.

Allí comenzó a proyectarse la salvación para el hombre.

El apóstol Pablo hace una referencia de que el Señor va a hacer una obra en aquel, al que él justifica por medio de la fe, al que es de la fe de Jesús.

Esto nos muestra que el sacrificio que Dios hizo en la cruz del calvario, sirvió para ir purificando a la gente, para irla convenciendo de su pecado, para limpiarla, para hacerla nueva creatura.

Que ese sacrificio tenía un propósito grande y es que todos tengamos la oportunidad de algún día llegar a ser salvos.

El que cree en la fe que es dada por medio del Señor, en el sacrificio en la cruz del calvario tiene oportunidad de salvación.

La escritura muestra algo especial, nosotros a veces escuchamos o vemos televisión ciertas cosas que nos hablan del sacrificio de Jesús en el calvario.

Muestran a un Cristo martirizado, la iglesia no puede considerar a nuestro Cristo como un mártir, los mártires mueren y no saben cuál es la obra que ellos desarrollaron.

Pero con el Señor no pasó así, porque el Señor fue a la tumba pero también resucitó.

Si bien es cierto, que la paga del pecado es la muerte, también este regalo que nos dio el Señor es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro.

Vale la pena creer en este Dios poderoso, esperar en él.

Está el hecho de creer en Dios y está el hecho de creerle a Dios.

Usted puede llegar teniendo conciencia del todopoderoso pero cuando Dios está pidiéndole al hombre no solo que crea en él sino que le crea a él.

También puedes leer: La fe

El que le cree a Dios sabe que él es fiel y que su palabra aunque muchas cosas pasen, su palabra no pasará.

El que le cree a Dios vive con esperanza, siempre espera algo mejor, no se atribula, que aunque esté pasando por momentos difíciles sabe, que en Dios puede descansar.

Cómo van cambiando las cosas, como él va cambiando nuestra tristeza, un estado de perdición por un estado de gloria, solo él lo puede hacer porque él es grande.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Como humanos pasamos momentos muy difíciles, nos duelen ciertas cosas.

Fallamos a Dios y nos sentimos realmente mal como humanos, no entendemos lo que está pasando por dentro de nuestras vidas.

Cuando en ocasiones algo allá en nuestro interior nos dice, no desesperes, yo estoy aquí y en ocasiones no entiende por qué no puede conciliar más el sueño y siente que tiene que arrodillarse.

A veces no miramos ese proceder de nuestra alma que quiere llenarse de Dios y nos quedamos pensando.

Esa es una inquietud del Señor que quiere decirte, hijo levántate quiero escucharte.

También te puede interesar: La fe y el amor

Llénate de fe que es mi Cristo que te está tocando.

La Biblia dice, que sin fe es imposible agradar a Dios, es decir, que hay cosas que hacemos que no le agrada a Dios el no creerle, no tener fe, parece que Dios no se siente satisfecho con eso.

“Es pues la fe la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve”.

¿Por qué cuando vienen esos momentos yo dudo?

Hoy Dios quiere que nos quitemos esas cosas de nuestros corazones y le creamos realmente, confiemos de que él va a estar con nosotros todos los días de nuestra vida.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Sin fe es imposible agradar a Dios.

¿Cuántas veces has ido a culto enfermo? ¿Cuántas veces has presentado la misma enfermedad delante del Señor? Y sientes que ya no das más.

Hoy el Señor te va a dar algo distinto Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido”.

“Más él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados” Isaías 53:4-5.

Vea también: Es necesario dar un paso de fe

Los que confían en él ya nos sanó, si es de morirnos qué vale, sea que vivamos o sea que muramos somos del Señor, el vivir es Cristo y el morir es ganancia.

Si siente que no tiene fuerzas, hoy hay nuevas fuerzas, él es el que multiplica las fuerzas al que no tiene ninguna.

Créele al Señor, que van a ocurrir cosas extraordinarias.

Por: Álvaro Bovea

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.