Somos luz en medio de las tinieblas

0
125
Somos luz en medio de las tinieblas

Somos luz en medio de las tinieblas

Los Salmos son la vivencia de Israel en la dispensación de la ley, por esto, encontramos cantidad de invitaciones y exhortaciones, a adorar y reconocer, a darle a Dios la honra y la gloria. Hablaremos sobre el tema: “Somos luz en medio de las tinieblas”.

En los Salmos también encontramos los clamores ante las angustias que atravesaron muchos líderes, en ellos podemos ver como exponían sus quejas ante Dios.

Vemos algunos Salmos de venganza, pero esto debe entenderse dentro del contexto histórico de la dispensación de la ley.

“Envía tu luz y tu verdad; éstas me guiarán; me conducirán a tu santo monte, y a tus moradas” Salmos 43:3. El salmista en este verso clama por la luz y la verdad.

Dentro de este contexto, Israel era la única nación en el mundo que tenía el conocimiento de Dios; la revelación de Dios vino a través de las edades gradualmente.

Recordemos que la Biblia nos divide la historia en tres grandes partes:

Antes de la ley: “Pues antes de la ley, había pecado en el mundo; pero donde no hay ley, no se inculpa de pecado” Romanos 5:13.

Vea también: Somos luminares en el mundo

Ese periodo que se registra en el Génesis, abarca un periodo de 2.500 años, Dios solo trató con algunos individuos entre ellos:

  • Adán
  • Abel
  • Enoc
  • Job
  • Noé
  • Abraham
  • Isaac
  • Jacob
  • José

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Estos hombres recibieron una revelación personal, la comunicaron a su familia y a través de ellos esa revelación corrió dentro de ese círculo.

Dios es grande en misericordia, él manifestó su gracia que es el favor inmerecido; lo manifestó primero a los patriarcas.

Luego a Israel cuando los libertó de la esclavitud de Egipto, dándoles una ley y un santuario y es dentro de este contexto que el salmista dice: Envía tu luz y tu verdad.

En otras palabras, ellos tenían un conocimiento que era la luz, que los guiaba y que los hacía diferente a las demás naciones.

“¿Qué ventaja tiene, pues, el judío? ¿o de qué aprovecha la circuncisión? Mucho, en todas maneras. Primero, ciertamente, que les ha sido confiada la palabra de Dios” Romanos 3:1-2.

También puedes leer: La gente cautiva no tiene razones para alabar

Para ellos pedir la luz y la verdad, era pedir ese conocimiento de ese Dios que los había redimido de la esclavitud.

A través de grades prodigios y maravillas, protegiéndolos en la travesía del desierto, luego introduciéndolos en la tierra prometida y haciendo de ellos nación de naciones.

Lamentablemente después vino la fracción de esa nación, cayeron en idolatría fueron cautivos nuevamente.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Pero después de 70 años, Dios los visitó nuevamente y los trajo a su tierra, pero persistieron en su idolatría y pecado.

Cuando Jesús vino al mundo ellos eran una provincia romana, ya no eran el reino de Dios, ya no era la tierra gloriosa de Israel.

La paradoja más grande de toda la historia es que esa nación le dio al mundo lo más grande y glorioso, al salvador del mundo, Jesucristo el Señor.

Vea también: Reconociendo a Jesús como el único salvador

La luz y verdad ya no era solo conocimiento, no solo estaba en la mente, ahora esa luz y verdad se había hecho carne.

“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad” Juan 1:14.

Gracia y verdad vinieron por medio de Jesús.

Estamos en la verdad porque estamos en él, somos luz porque somos de él, hoy somos un pueblo que ha redimido con su sangre, pagando nuestros pecados en la cruz del calvario.

Indiscutiblemente para poder alumbrar hay que tener a Jesucristo y podemos decir: Señor, que tu luz y tu verdad permanezcan siempre en mi.

Pastor: Eliseo Duarte

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.