La gran tribulación castigo para Israel

4158
La gran tribulación castigo para Israel

La gran tribulación castigo para Israel

Antes de dar aportes e ideas profundas del presente tema, quiero informar que todo lo que se comenta de la gran tribulación, son ideas reactivas que llegan en la mente de cada escritor, si todas las unificáramos en una, no supliríamos ni al uno por mil de lo que será la manifestación de la llamada Gran Tribulación. (La gran tribulación castigo para Israel).

Según los estudios realizados por teólogos y estudiosos de la Biblia, aciertan que la gran tribulación será un periodo de tiempo después del levantamiento de la iglesia divido en dos fracciones.

Es muy dificultoso suponer el desenvolvimiento de la gran tribulación, porque en ella se desencadena una serie de procesos difíciles de predecir e interpretar; porque primeramente apunta a Israel, se extiende hasta el mundo entero, afecta a la vegetación, el reino animal, la tierra se deteriorará, el agua perderá sus propiedades e inclusive hasta los ángeles tendrán parte entre otras cosas que la mente humana no alcanza a percibir; sin embargo, daremos algunas reflexiones muy cortas para tener idea del proceso a tratar.

También te puede interesar: ¿Por qué la iglesia no pasará la gran tribulación?.

Se ha interpretado que será la semana setenta de las Ed-domadas predicha por la escatología del profeta Daniel. Está semana consta de siete días años, es decir, una semana profética son siete años literales.

Para muchos intérpretes de la Biblia la gran tribulación le llaman el día de Jehová, según lo descrito por los profetas Isaías y Joel: Isaías 2:12; 13:6,9; Joel 1:15; 2:1, 11, 31; 3:14; y San Pablo también habla de este tiempo. 1. Tesalonicenses 5:2.

La gran tribulación es catalogada por un periodo de tiempo de mucha angustia para el mundo, según lo declara Moisés en el libro de Deuteronomio 4:30; y Sofonías 1:15; Daniel 12:1.

Según la semana setenta de Daniel, para algunos eruditos bíblicos se divide en dos fracciones de tres años y medio cada una, pero la última parte se le llama la gran tribulación.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

 

Algunos exegetas predicen que la llamada gran tribulación es el resultado del desprecio que Israel le hizo al Señor Jesucristo escrito San Juan 5:43 “Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís: si otro viniere en su propio nombre, a aquél recibiréis”. Otros afirman que ya estaba programada o predicha por el profeta Daniel.

Según el profeta Jeremías dice que la gran tribulación será tan fuerte que no habrá otra semejante, y a su vez será tiempo de angustia para Jacob pero de ella será librado “¡Ah, cuán grande es aquel día! tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia para Jacob; pero de ella será librado” Jeremías 30:7-10.

Israel fue la nación escogida por Dios según la pronunciación de Isaías 45:4; esta nación dio a conocer al mundo entero las verdaderas leyes: civiles, religiosas, sanitarias entre otras; al mismo enseñó la verdadera adoración en espíritu y en verdad y no a través de representaciones pictóricas; y si fuera poco de ella vino Cristo que es el verdadero Dios a quien ellos despreciaron. Romanos 9:3-5. Juan 1:11.

Siendo Israel escogido por Dios, y dándole múltiples bendiciones, sin embargo, no le dieron el valor merecido, sino se fueron en pos de dioses foráneos, y así mostraban su desobediencia como un pueblo contumaz. Se supone que la gran tribulación será un látigo para castigarlo por su pecado y rebelión, aunque su final se convertirá y de esta manera, nacerá una nación en un día.

El error más grande que tuvo Israel fue despreciar a su mesías prometido, San Juan 1:11 dice “A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron”. Por esa razón el Señor los metió en cintura, anunciándoles que al próximo personaje que iba a venir a ese si recibirían.

Dios Manifestado en carne visitó a su creación antropológica, en especial a Israel su pueblo, pero éste no le conoció, por esta razón fueron despatriados para darle paso al pueblo que estaba en sombra de muerte, es decir a los gentiles; este episodio se encuentra en medio de la semana sesenta y nueve y la setenta del profeta Daniel.

En el reloj israelita van más de 2000 años de este intermedio de estas dos semanas, donde Israel ha sufrido el castigo que ellos mismos pronunciaron, Mateo 27:25.

La historia dice que en el año setenta fueron despatriados y en el año 1948 fueron radicados nuevamente a su tierra, eso quiere decir que la semana setenta está muy próxima en llevar.

El problema para los israelitas es que al iniciar este nuevo periodo Jesucristo no va a venir, sino aquel otro de quien se habló, que tendrá el título de “anticristo”. El anticristo será el diablo personificado en un hombre; el mercado común europeo le llamará el “super hombre”; quien será la bestia apocalíptica y cuyo número será 666. La Bestia que habla el Apocalipsis 13:1-4 será el “anticristo”.

La frase “Anti” quiere decir: “contra el verdadero Cristo” o “en lugar del verdadero Cristo”. El “Anti-Cristo” estas frases unidas quieren decir: “contra el verdadero ungido” y tratará de usurpar en la mentalidad de los israelitas el lugar de Cristo, y a su vez pedir que lo adoren en vez de Dios. En este individuo se verá, el paralelismo, que habla Génesis 3:15. Dice Dios: “pondré enemistad entre ti y la mujer y entre tu simiente y la simiente suya”.

La serpiente antigua es satanás según Apocalipsis 12:9. La Simiente de la mujer es Cristo, Gálatas 4:4. La simiente o el hijo de la serpiente por regla de tres es el Anti-Cristo. (Sera Hijo, siervo y el cuerpo donde se personificará satanás; Juan 8:44; 1.Juan 3:10).

Recordemos el levantamiento de la iglesia, cuando ella ascienda, el diablo desciende a la tierra colocará su reino y dominará todos los confines de la tierra; naturalmente, como Jerusalén es la ciudad del gran rey, será usurpada tal cual como el monte Carmelo en el tiempo de Elías Tisbita.

Este personaje será enemigo de Dios y a su vez entregado completamente a la indocilidad, a la rebeldía y a la sedición. El ministerio de Caín, el de Adolf Hitler, y el de Judas Iscariote estará sobre él; San Pablo lo llama el “hombre de pecado”, el “hijo de perdición”. Actuará tres años y medios por influencia mental satánica y tres años y medios por posesión diabólica.

Sus ideas serán exclusivas porque será un hombre muy sabio, sagaz, elocuente, orador, estadista, zalamero superior a Pericles, a Demóstenes, a Abraham Lincoln entre otros.

Así, como el diablo que se le apareció al Señor Jesucristo, se le aparecerá a este líder ofreciéndoles las mismas proposiciones que le hiciera al Señor Jesús. Jesús las despreció, este nuevo dirigente las aceptará y hará un pacto con los israelitas.

Este nuevo personaje, su tipología se refleja montado en un caballo blanco, con arco, pero sin espada; esta figura simboliza la “paz” como emblema: se la ofrecerá a Israel y al mundo entero; precisamente, eso es lo que anhela Israel posteriormente de los milenios de guerra que ha tenido en el pasado y en el presente.

Recordemos que el Señor Jesucristo les ofreció la verdadera paz a Israel, la cual ellos la despreciaron, pero en estos momentos la ambicionan y el anti-cristo aprovecha esta oportunidad para engañarlos, haciéndoles creer que él es el verdadero Mesías, el cual lo aceptaran por un tiempo limitado de tres años y medio.

Así, como Jesús murió y resucitó, este individuó hará la misma parodia; él morirá y en cámara ardiente por televisión u otro sistema electrónico, lo verá todo el mundo y después de tres días, satanás entrará en ese cuerpo, quien a su vez levantará el cadáver y será su personificación para hablar con el hombre cara a cara e intimidarlo. Inmediatamente, después de este levantamiento, la gente gritará “quien como la bestia”. Apocalipsis 13:4.

Le llamarán la gran Bestia, porque en ese momento de la entrada de satanás en este cuerpo muerto, ingresaran los ministerios de todos los imperios del pasado que estaban en representaciones de bestias; es decir, que el raciocinio humano se desaparecerá y su proceder será con las características de bestias salvajes, para intimidar a la raza humana sin perder su propósito que ha buscado desde la antigüedad y es que, “lo reverencien, lo idolatren y lo adoren”.

Nabucodonosor se hizo una estatua con el propósito que todos la adoraran. Encontramos que Daniel y sus compañeros se negaron hacerlo, y no le brindaron sus servicios. Daniel 3:14. “Habló Nabucodonosor y les dijo: ¿Es verdad Sadrac, Mesac y Abed-nego que no servís a mis dioses ni adoráis la estatua de oro que he levantado?”.

En la profecía de Daniel, Nabucodonosor rey de Babilonia, estaba representado por figura de león, tenía alas como de águila; el león es el rey de la selva; el águila es el rey de las aves volátiles. De allí que Daniel en la interpretación del sueño de Nabucodonosor le dice que aquella cabeza de oro eres tú; es decir, que este rey tenía las características del león, del águila y del Oro. Recordemos que el oro es el rey de los metales. Por ello él se creía rey de reyes.

Todas estas tipologías apuntaban a satanás logrando conquistar todos los reinos para llevar al hombre que lo veneren, lo admiren y lo adoren. Nabucodonosor le ordenó que hiciera una estatua de oro para que la adoraran y les sirvieran. El anti-cristo hará lo mismo, creará una imagen de oro, y más sofisticada, porque hablará con voz de hombre y acusará a los que no la adoraren ni le sirvieren. Apocalipsis 13:15.

Luego se sentará en el nuevo templo que está muy pronto para construirse, se hará pasar por el Dios de sus padres, pedirá adoración, y hará grandes señales, prodigios mentirosos de tal manera que engañará a todos los que no aceptaron al evangelio del Señor Jesucristo. 2. Tesalonicenses 2:11.

Así, como Daniel y sus compañeros se negaron a servir y adorar la imagen de oro que construyó Nabucodonosor, cuando este individuo se siente en el templo haciéndose pasar por Dios; el remanente de Israel se les abrirán los ojos, se darán cuenta que éste no es el Mesías esperado, porque los israelitas nunca aceptan que un hombre sea adorado como Dios.

Este ser arremeterá contra el remanente de Israel de acuerdo a la furia que tiene un león hambriento hacia la presa, actuará con la rapidez que surca un águila en los aires en busca de alimento y tendrá tanto poder entre las naciones como tiene el oro de ofir en el mercado de las prendas.

Hará guerra contra el remanente de Israel, se desencadenará la batalla del “armagedón” para tratar de exterminar a Israel como persona y nación. Pero la profecía dice que Israel será librado. Jeremías 30:7. Apocalipsis 12:13-17.

Ejecución: Hemos notado que la semana setenta de Daniel está sujeta a dos particulares, la primera el diablo aprovecha el estado actual de Israel, él está convulsionado en guerra y más guerra; en la actualidad desean la paz que el Señor Jesucristo les ofreció, la cual despreciaron.

El anticristo aprovechando esta oportunidad se le presentará a Israel, ofreciéndole una paz ficticia, porque viene montado en un caballo blanco, pero hay tres caballos más que le siguen. Eso quiere decir que esta paz no es duradera.

A la iglesia se le dijo que ella era la sal y la luz del mundo; es importante que ella salga de la tierra, para que venga el anti-cristo y tenga que hacer su trabajo en Israel; luego con la llegada de Jesús en su segunda venida en el Monte de los Olivos, todo Israel será salvo de la aniquilación del anti-cristo. Romanos 11:26. Pero para entrar al milenio tiene que haber un juicio, porque no todos entraran al milenio. Ezequiel 20:36-38.

Queridos lectores, Para escapar de la gran tribulación tienes que ser miembro de la iglesia; para ser miembro de la iglesia tienes que obedecer el mensaje que se le predicó a la iglesia, primitiva. Hechos 2:38.

Si usted piensa que es necesario pasar por la gran tribulación, te felicito en gran manera porque conocerás al anti-cristo y tendrás que recibir la marca de la bestia en tu mano derecha o en tu frente.

Copyright y engrosado por el pastor
York Anthony Shalom
Licenciado en Sagrada Teología
Magister en Divinidades Teológicas
jorgesalomserpa@hotmail.com.

Deja un comentario