Cómo aprovechar las oportunidades que Dios da

0
369
Cómo aprovechar las oportunidades que Dios da

Cómo aprovechar las oportunidades que Dios da

Normalmente una buena oportunidad consiste en estar el día correcto, en el lugar correcto, a la hora correcta, por eso, hablaremos del tema: “Cómo aprovechar las oportunidades que Dios da”.

El diccionario de la lengua española, define la palabra oportunidad, como un momento adecuado o una circunstancia favorable, que se presenta para hacer algo.

Las oportunidades las encontramos en muchos campos, en el campo laboral, en el educativo, en el emocional, y por supuesto, en el campo espiritual.

Podemos definir la palabra oportunidad de otras maneras también:

  • Es una puerta abierta o un peldaño que nos lleva a un nuevo nivel.
  • Una ventana que nos permite escapar al mundo de las posibilidades.

Las oportunidades nos dejan una gran lección, porque son inciertas, no sabemos si al dejar ir una, la volveremos a tener.

Vea también: Hoy puede ser tu última oportunidad

Como seres humanos, somos conscientes que hay que aprovechar las oportunidades, tan consciente somos que existen dichos que todos usamos, como:

  • No dejes para mañana, lo que puedes hacer hoy.
  • Es mejor un pájaro en mano, que cien volando.

Y existen muchos más proverbios o dichos que varían dependiendo de cada país, pero que su significado es el mismo.

Estos sabiamente nos indican que, constantemente debemos estar aprovechando las oportunidades que se presentan.

La palabra de Dios nos insta a aprovechar las oportunidades, especialmente cuando se trata de la salvación de nuestras almas.

Un ejemplo de esto lo encontramos en Hebreos 3:15: “Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones”.

Dios no te da garantía para el mañana, aunque él sostiene y conoce el futuro, y todas las cosas, nos insta a aprovechar la oportunidad en el presente.

También puedes leer: Qué quieren decir las señales de Dios

Otro versículo que nos invita a estar aprovechando las oportunidades de la salvación es: “Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones” Isaías 55:6.

Este versículo nos deja claro que en algún momento no podrá ser hallado, en algún momento muchos querrán buscarlo y ya será tarde.

Pero la buena noticia es que aun él está presto a derramar gracia, aún hay salvación y vida eterna para un perdido.

Jesucristo hablando como hombre dijo: “Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar” Juan 9:4.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

También en la Biblia encontramos “Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento” Eclesiastés 12.

Cada uno de los versículos que hemos citado, son muy claros, y es Dios diciéndonos que debemos permanecer aprovechando las oportunidades que nos da para la salvación.

Hay un hombre en la Biblia, cuyo nombre significa guerrero y ese era, Gedeón.

La Biblia nos enseña que este hombre, liberó al pueblo de Dios de la esclavitud del enemigo y trajo consigo a dos de los reyes.

Le pidió a su hijo que los matara, él quería que su hijo desde pequeño, aprendiera a aprovechar las oportunidades.

También puedes leer: No dejes perder la autoridad de Dios

La Biblia menciona también que este jovencito, no lo hizo porque tuvo miedo.

Si miramos el caso de David, vemos que fue diferente, este jovencito fue a llevar algo y terminó cortando la cabeza de un gigante que amedrantaba a su pueblo y retaba a su Dios.

Otro hombre que podemos mencionar es a Eliseo, siervo de Elías, era un hombre trabajador.

Un día mientras araba la tierra pasó Elías y le tiró el manto que representaba la autoridad, el llamado y el poder de Dios.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Cómo aprovechar las oportunidades que Dios da.

Sintió un llamado de parte de Dios, fue a su casa, se despidió de su familia, quemó el buey que era un obstáculo para él, y se fue a aprovechar la oportunidad que Dios le había dado.

Eliseo aprovechó el llamado que fue de parte de Dios y una doble porción del Espíritu de Dios que estaba en Elías, vino sobre Eliseo.

Veamos el caso de Giezi, siervo de Eliseo, un día se dejó llevar por la vista, pidió cosas a Naamán en nombre de Eliseo y las escondió.

Llegó ante Eliseo y le mintió; este hombre se perdió de recibir una doble porción de la que tenía Eliseo.

Vea también: La salvación depende de Dios o del hombre

Y en la Biblia podemos seguir viendo ejemplos de hombres y mujeres que decidieron aprovechar las oportunidades en Dios.

Hoy aún hay una gran oportunidad y es la salvación, la gracia de Dios ha sido derramada y no se ha agotado.

Jesús murió y resucitó para salvar a este mundo, un mundo perdido en tinieblas y dolor, y aún hay muchos que bajo la invitación de Jesús, no lo aceptan.

Hoy es un día para aprender que debemos constantemente estar aprovechando las oportunidades que Dios nos da.

Si hoy sientes un llamado de su parte, no desperdicies, recibe eso que él te está dando.

Por: Carlos Mina

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.