Dios no echa vino nuevo en odres viejos

0
323
Dios no echa vino nuevo en odres viejos

Dios no echa vino nuevo en odres viejos

La pregunta principal en esta ocasión es ¿Por qué se demora para recibir el Espíritu Santo? y también hablaremos sobre ¿Qué estás haciendo con el don de Espíritu Santo? El tema que desarrollaremos es: “Dios no echa vino nuevo en odres viejos”.

Debemos saber que la recibir el bautismo del Espíritu Santo, tenemos una gran responsabilidad, somos templo del Dios viviente, eso es algo grande y maravilloso.

“Nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera los odres se rompen, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero echan el vino nuevo en odres nuevos, y lo uno y lo otro se conserva juntamente” Lucas 9:17.

Jesús se refiere a esta palabra, cuando le preguntaron ¿Por qué sus discípulos no ayunaban?

Le quiso ilustrar que el vino nuevo es el bautismo el Espíritu Santo y el odre viejo es el viejo hombre.

Muchos se preguntan ¿Por qué se demora para recibir el Espíritu Santo?, y es que la persona debe hacer morir el hombre viejo.

En ocasiones pasamos por alto que se comenten pecados contra el Espíritu Santo, uno de ellos es contristar el espíritu.

También puedes leer: Si no tiene el Espíritu Santo está incompleto

Sucede al ofender y hacer cosas que van contra la palabra de Dios; si somos él templo debemos permanecer limpios.

Sansón contristó el Espíritu Santo. Cuando el poder de Dios llegaba sobre Sansón, había victorias y era de gran bendición, pero cuando comenzó a estar y actuar mal, el Espíritu de Jehová lo dejó.

El cristiano que no haya recibido el bautismo del Espíritu Santo, lo primero que debe hacer es dejar morir al viejo hombre, es decir, debe ocurrir una conversión.

Existen muchos que no les gusta comenzar de cero, pero es necesario hacerlo, porque esta iglesia se está preparando para un día entrar a los cielos, a morar por la eternidad con el Dios vivo.

Debemos mirar nuestros errores y reestructurar nuestra ida con la ayuda de Dios.

Nuestra vida debe ser un culto al Señor, no debemos esperar que nos animen, que nos insistan o que nos digan que hacer, esta en nosotros si queremos ver a Dios manifestado en nuestras vidas.

De acuerdo a la búsqueda y a la fe de cada uno de nosotros, así Dios nos va dando, el quiere ver qué tanto le buscamos, qué tanto le anhelamos, qué tanto nos preocupamos por estar limpios y puros ante él.

Si tu fe es grande actuarás debidamente, donde quiera estés tu identidad de cristiano estará bien definida.

También te puede interesar: El Espíritu Santo no es un lujo

El bautismo del Espíritu Santo, es una experiencia para la nueva generación, debemos ser regenerados.

Nos preguntamos ¿Por qué se demora para recibir el Espíritu Santo? Pero no miramos que se está haciendo.

Debe haber una regeneración; el recibir esta promesa no es para nacer de nuevo, es porque ya se ha nacido de nuevo.

Porque ya esa persona ha tenido experiencias con Dios, de alabar totalmente, de escuchar la palabra de Dios con fe.

Dios no echa vino nuevo en odres viejos, esa regeneración es importante.

Esto que tenemos, este maravilloso regalo, lo anhelan los ángeles; somos afortunados de haber conocido a Dios y saber que en él podemos llenarnos y saciarnos.

Estamos viviendo tiempos difíciles, y vendrán cosas cada vez mas duras, así que debemos estar revestidos con el poder del Espíritu Santo, solo a él podemos acudir.

Una buena pregunta para reflexionar sería: ¿Qué estás haciendo con el don de Espíritu Santo?

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

En estos tiempos se necesita más pasión, más búsqueda, más oración, para que Dios derrame de su vino nuevo en nosotros.

Es tan grande lo que tenemos que tanto María como Elisabeth, tuvieron a sus hijos por obra del Espíritu Santo.

Juan el bautista no fue engendrado por el Espíritu Santo, pero cuando estaba en el vientre de su madre, el poder de Dios se derramó sobre él.

Vea también: El Espíritu Santo restaura

Es maravilloso esto, es grande lo que esta iglesia tiene; es una obra maravillosa para la vida de cada uno de nosotros.

A los profetas el Espíritu Santo venía sobre ellos y obraba, pero no moraba en ellos, nosotros tenemos la oportunidad de ser templo y morada.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Dios no echa vino nuevo en odres viejos.

Debemos saber que:

  • El libro de Romanos habla de la justificación.
  • Los libros de Corintios hablan de varios temas, porque en la iglesia de Corintios había diferentes problemas.
  • El libro de Gálatas habla sobre la libertad cristiana.
  • Efesio habla sobre la lección de la iglesia.
  • El libro de Filipenses habla sobre la experiencia cristina.
  • Colosenses habla de Cristo como la cabeza.
  • Tesalonicenses habla sobre la: segunda venida de Jesucristo.
  • Timoteo, Tito y Filemos, son cartas pastorales.
  • Hebreos es una carta judeocristiana.
  • Pedro, Santiago, Judas, San Juan eran cartas a los dispersos.

También puedes leer: Hablar en lenguas es señal de recibir el Espíritu Santo

Tener esto claro nos ayuda a ubicarnos y entender mejor la Biblia, pero si queremos entender la función y los dones del Espíritu Santo hay que leer los tres grandes capítulos de 1 de Corintios capítulos:

  • 12 (enumera los dones)
  • 13 (el amor como motivación el anhelo de los dones)
  • 14 (como funcionan los dones)

Teniendo claridad sobre esto, Dios puede obrar en esta parte.

Alguien que aún no haya sido lleno con el Espíritu Santo, no debe distraerse, no se debe desanimar, debe buscar y anhelar cada día más, hasta ser lleno. Estemos en constante comunicación con Dios.

El lo que promete lo cumple y esta promesa es un regalo de su parte y si le buscas como debe ser, lo recibirás.

Pastor: Hildebrando Cantillo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.