El camino de la puerta estrecha

0
535
El camino de la puerta estrecha

El camino de la puerta estrecha

No necesitamos hacer casas o saber de edificaciones, para darnos cuenta que edificar una casa en la roca, es más fíeme que edificar una casa en la arena. El tema que abordaremos el día de hoy es: “El camino de la puerta estrecha”.

Si fijamos nuestra casa sobre la roca estaremos firmes y la roca es Jesús.

Hay quienes edifican su vida sobre la arena, sobre pequeñas doctrinas que no les llevan a la salvación.

En la Biblia encontramos dos individuos, uno sabio y el otro insensato, ambos construyeron casas y la Biblia dice, que soplaron los vientos.

Vino la lluvia y la casa sobre la roca, construida allí por el hombre sabio, no tuvo daños.

También te puede interesar: Cerquita de la salvación y perdiéndose

La casa sobre la arena sí se destruyó; los dos caminos eran posibles, pero sólo uno aseguraba salvación para esas casas.

Los números son muy importantes en la palabra de Dios, existen diferentes números que clasifican y muestran distintas cosas, pero en realidad solamente hay 9 números.

Cada número en la palabra de Dios tiene su significado:

  • El 9 es el número eterno.
  • El 8 es el número de principios.

y así cada número tiene su significado.

Algo que debemos tener claro es que no podemos definir a Dios con números, con palabras u objetos.

Sí pudiésemos describir a Dios con palabras, con números o con objetos, la conclusión sería que Dios es limitado, y sabemos que no es así.

Él es eterno, sabemos que es eterno e infinito.

Aunque en la palabra de Dios los Números y los Proverbios y la sanidad es un conjunto para que tengamos mayor conocimiento de Dios.

Y podamos llegar a conocerlo sin duda alguna, no podemos definir a Dios con un número.

También puedes leer: La salvación viene de Dios

Entendamos que Dios usa diferentes palabras para hacernos entender quién es él, así como dijo que él es el pan de vida, pero sabemos que él no es un trozo de pan.

Todos sabemos que él es alimento y que eso intentó enseñarnos al decir esas palabras.

Él dice que es la luz del mundo, no por eso, es un foco o lámpara, pero él sabe que nosotros entendemos la importancia de la luz en nuestra vida, y a eso se refiere.

Él es quien nos alumbra, para no hacernos caer en tinieblas, mostrándonos la verdad.

En su infinidad de querer expresarse, lo hace en números palabras u objetos, para que le entendamos y conozcamos.

La verdadera manera de conocerlo a él, es en espíritu y en verdad.

“Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad” Mateo 7:22-23.

Podríamos ver incoherencia cuando dice no los conozco, si Dios conoce todo, ¿Por qué dijo esto?

La respuesta es sencilla, se refiere a no conocerlos en Cristo Jesús, claramente sabrá quienes son, pero no en Cristo Jesús; el ser nuevas creaturas es lo que él conoce.

“No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos” Mateo 7:21.

Nuevamente en este verso vemos como tenemos los dos caminos para escoger, podemos ser sabios y escoger la verdad.

Y podemos ser insensatos y escoger la mentira, pero ésta no nos llevará al reino de los cielos.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

“Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella” Mateo 7:13.

Entendamos que cuando dice entrar por la puerta estrecha, no es una invitación, es una orden; esa es la gran diferencia.

Debemos entender las ordenanzas de Dios; muchos se pierden porque llegan a la conclusión que Dios les está invitando a tomar una decisión y no.

Es una orden entrar por la puerta estrecha, los dos caminos son claros, pero Dios los ordena entrar solo por uno de ellos.

Las señales nos dicen la importancia de algo. Dios nos da muchas señales, nos alerta del peligro de perder la eternidad con él, por no obedecer la palabra.

También puedes leer: Huye del peligro o tu salvación se perderá

Dios nos alerta del peligro, peligro en dejarnos guiar de falsos doctrinas, peligro de dar frutos falsos.

El peligro de construir nuestra vida espiritual en algo que no es sólido; tenemos señales y debemos seguirlas.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

El camino de la puerta estrecha.

El número 2 lo encontramos cuando:

  • Vemos dos puertas, una estrecha y una ancha.
  • Vemos los dos caminos, uno angosto y el otro espacioso.
  • Vemos dos destinos, uno es la vida eterna y el otro es la perdición.
  • Vemos dos grupos, muchos y pocos.
  • Vemos dos árboles, uno es bueno y el otro es malo.
  • Vemos dos frutos, uno bueno y el otro malo.
  • Vemos dos constructores, uno prudente y el otro insensato.
  • Vemos dos fundamentos, uno es las rocas y el otro la arena.
  • Vemos dos casas, una firme y la otra destruida.

Estas son suficientes señal para entender los dos caminos que tenemos y hacia dónde nos dirige cada uno de ellos.

Vea también: Para llegar a la meta hay que tomar el camino correcto

Nuestro principal camino es el Señor Jesús, que nos guía a toda verdad y nos está indicando por medio de esto, el camino que debemos escoger, para alcanzar una eternidad con él.

Jesús está a las puertas y viene pronto; aún hay tiempo, pero es corto.

Quienes ya conocemos este camino de verdad, luchemos hasta el final por no perder el rumbo y recordemos que son hermosos los pies de quienes anuncian esta palabra.

Por: Timothe Drost

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.