La resurrección entre los muertos

La resurrección entre los muertos

La resurrección entre los muertos

Nosotros creemos que hay resurrección de entre los muertos, nosotros no creemos en la reencarnación.

El apóstol San Pablo, dijo a los hebreos que está establecido para los hombres que mueran una sola vez y después de esto viene el juicio, no dos, ni tres veces, como lo presenta la filosofía de la reencarnación.

Por eso Daniel, habla de la resurrección general, pero esa resurrección nos está hablando de dos, una para vida eterna y otra para vergüenza.

El apóstol San Pablo dice, que aguarda la esperanza, que hay resurrección de justos e injustos y por eso él requiere tener una buena conciencia delante de Dios y los hombres.

Apocalipsis también dice: “Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección, la segunda muerte no tiene potestad sobre estos, sino que serán sacerdotes de Cristo y reinarán con él miles de años”.

Pero de la primera resurrección a la segunda, hay periodo de tiempo de 1.007 años, que son los 7 años del periodo de la gran tribulación y luego los mil años en el retorno de segunda venida.

Vea también: Quienes pasarían la gran tribulación

Es decir, cuando el Señor venga a establecer su reino milenial o teocrático.

Entonces prácticamente la penúltima cosa que va acontecer, es la del trono blanco, la resurrección para condenación donde todos los muertos grandes y pequeños, tendrán que presentarse delante del Señor.

Y los libros serán abiertos y otro libro será abierto, el cual es el libro de la vida y todos serán juzgados según las cosas escritas en los libros y el que no se halló escrito en el libro de la vida, será lanzado al lago de fuego.

Así que esa es la resurrección para condenación, pero hay otra resurrección para vida que es la resurrección primera y que esa primera resurrección sucede en el levantamiento de la iglesia.

Pero la primera resurrección esta subdividida en tres partes, porque es muy similar a una cosecha, “la primicia” se llama Cristo el Señor, forma parte de la primera resurrección, él es el primero y es la garantía de que habrá una buena cosecha.

Por eso celebrar la resurrección de Cristo es un hecho glorioso, es algo que debe alegrarnos a nosotros, que Cristo no se quedó en la tumba, porque si él resucitó es la garantía de que su iglesia también se levantará.

Porque si Cristo no hubiese resucitado, en vano seria nuestra fe, nuestra confianza y esperanza, pero todo tiene sentido y razón de ser, porque Cristo está vivo. Por eso si Cristo resucitó, nosotros también nos levantaremos de la tumba.

La cosecha” es la iglesia, resucitamos en unos cuerpos gloriosos, incorruptibles, transparentes, para poder traspasar todo lo que hay de aquí para arriba y poder llegar al trono de Dios.

Porque seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.

La rebusca” tiene que ver los mártires del periodo de la gran tribulación, aquellos que mueren en ese periodo.

Pero que mueren haciendo resistencia al anticristo, ellos resucitan en la segunda venida del Señor Jesús.

Cuando el Señor aparezca en las nubes y que venga en ese caballo blanco coronado de gloria y de hermosura con un cinto de oro alrededor de su pecho y con una inscripción que diga, este el verbo de Dios.

Rey de reyes y Señor de señores.

Y que venga entonces a hacer juicio al anticristo y al falso profeta y arranca el milenio; entonces estos se levantaran para reinar con Cristo mil años y forman parte de la iglesia.

La iglesia no va a pasar por el periodo de la gran tribulación

Vea también: ¿Por qué la iglesia no pasará la gran tribulación?

Entonces el Señor volverá su rostro al pueblo de Israel, para restaurar el tabernáculo que está en sus ruinas.

Antes de la manifestación del anticristo el Señor marcará 12 mil de cada tribu del pueblo de Israel y son los 144 mil que son las primicias y que con ellas Dios le está dando entender a Israel que no se ha olvidado de él.

Porque Israel tiene una promesa de ser salvo a nivel general.

Y a estos les tocará hacer un trabajo de evangelización en el periodo de la gran tribulación.

Pero el mensaje que hay que predicar ahora es que el Señor Jesús murió en la cruz del calvario, fue sepultado, resucitó y que viene otra vez.

Que la gente se arrepienta, que se convierta, porque el reino milenial es para las naciones, para Israel que Dios los salvará.

Los que estén vivos en ese entonces y las naciones que sean clasificadas para entrar al reino milenial.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

La resurrección entre los muertos.

Porque habrá un juicio de naciones.

La esperanza nuestra no es la gran tribulación, la esperanza nuestra es que la iglesia será levantada en algún momento.

Esa es la expectativa del creyente, eso debe de llevar al creyente a ser fiel, a servir porque sabe que hay una esperanza gloriosa.

Después del levantamiento de la iglesia vienen los 7 de años de la gran tribulación que están repartidos en 3 años y medio y los primeros 3 años serán de paz, la manifestación del anticristo en todo su esplendor.

Vea también: La venida del Señor vs el arrebatamiento

El caballo blanco representa al anticristo en su primera etapa, porque viene como un personaje de paz.

Por ahí debe de estar, lo que pasa es que el todavía no puede manifestarse porque hay algo que se lo está impidiendo.

¿Usted se imagina las características del periodo de la gran tribulación?

Se imagina después que de que el Señor levante su iglesia y que ya no haya templos abiertos, que no se oiga el asunto de campamentos.

Usted se imagina en primer lugar la confusión en que debe quedar el mundo.

En la oscuridad más terrible, muertes y destrucciones, catástrofes, las sirenas suenan, los hospitales no dan abasto y desorden y un caos.

El orden público y social se altera en gran manera.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

La resurrección entre los muertos.

El anticristo establecerá su marca el 666.

La única solución es seguir perseverando, seguir siendo fiel, esto es más que una cerveza, es más que una salsa bailada.

Es más que experiencia extramarital, esto es más que probar marihuana.

Esto es más que cualquier cosa, por eso no vamos a botar algo tan grande que nos dio el Señor.

El caballo rojo, es el caballo de la guerra, porque después de la paz el anticristo voltea la cara de la moneda, termina esa paz ficticia; el único que da la paz verdadera es cristo.

Entonces trae una espada, viene con una amenaza de guerra, de muerte, de destrucción.

Luego viene el caballo negro, tiene que ver con el hambre porque en la guerra ¿Quién cultiva la tierra?, en la guerra ¿Quién trabaja? ¿Quién produce? Si todo el mundo quiere escapar y la gente va a morir de hambre.

Vea también: Cuándo será la venida del Señor

Luego viene el caballo amarillo verdoso, donde la gente va a morir por las bestias, por las plagas, por todas las epidemias.

¿Qué garantía hay de salvación?

Por eso nuestra esperanza es el levantamiento de la iglesia.

Después del tribunal pasamos a las bodas del cordero y después de las bodas del cordero viene la segunda venida del Señor.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

La resurrección entre los muertos.

Una cosa es el levantamiento de la iglesia, otra cosa es la segunda venida del Señor, nosotros no estamos esperando la segunda venida en gloria, esperamos el levantamiento de la iglesia.

En la segunda venida nosotros estamos viniendo con el Señor en las nubes y dice la Biblia que todo ojo le verá.

Cuando se aproxime la segunda venida del Señor las potencias del cielo se estremecerán.

El sol no dará su luz, la luna se teñirá en sangre, las estrellas del cielo caerán y cuando eso ocurra todo el mundo lo verá.

Esto es hermoso y no podemos perder esto por nada del mundo, estamos viviendo el levantamiento de la iglesia.

Si esto fuera por calendario ya no estuviésemos aquí, ya esto se hubiese terminado.

No es cuestión de dormir, de detenernos a ver tantas novelas, partidos de fútbol y se ven tantas cosas y de pronto ha caído en muchas partes un conformismo.

A Dios no se la ha acabado su provisión, pero nadie sabe ni el día ni la hora, por eso debemos de estar preparados.

No duermas en la vida espiritual, mantenga el levantamiento de la iglesia entre ceja y ceja, si usted está bien con el Señor, se va.

Por: Helmer Gonzales

Total Page Visits: 474 - Today Page Visits: 2