Para qué pecar si soy salvo

0
63
Para qué pecar si soy salvo

Para qué pecar si soy salvo

“Pero en cuanto a vosotros, oh amados, estamos persuadidos de cosas mejores, y que pertenecen a la salvación, aunque hablamos así” Hebreos 6:9. Hablaremos sobre el tema: “Para qué pecar si soy salvo”.

La palabra mejor es un adjetivo comparativo, la palabra bueno es un adjetivo calificativo.

La palabra mejor quiere decir, superior, más excelente, más productivo, más virtuoso, más saludable, más beneficioso.

Recuerda las palabras que le dijo el prefecta Samuel a Saúl: He aquí, el obedecer es mejor que un sacrificio, y el prestar atención, que la grosura de los carneros” 1 Samuel 15:22.

En otras palabras, los sacrificios son buenos, los holocaustos son buenos, pero el obedecer es mejor.

Hay cosas mejores, en cuanto a Dios y lo que concierne a Dios nada hay que mejorar.

“El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en él; Es justo y recto” Deuteronomio 32:4.

No vamos a encontrar un amor mayor que el de Dios; el amor de Dios bajo de arriba para abajo para que nosotros creamos y vayamos de abajo para arriba.

En cuanto a su divinidad o su deidad, no hay nadie superior a Dios.

Nosotros no tenemos que buscar nuestras raíces judías, nosotros nos reconocemos gentiles, pero aunque somos gentiles somos descendencia de Abraham.

Vea también: Simiente de Abraham

Todos los que son de fe estos son hijos de Abraham; y todos los que son de la fe son bendecidos con el creyente Abraham.

Dios es completo, Dios es perfecto, no tiene superiores.

Jesucristo a través de su muerte hizo perfecto a los santificados, pero en cuanto a la santificación por el Espíritu Santo vamos en proceso. Dos cosas distintas.

Recordemos las palabras que Jesucristo dijo en la cruz, hablando de su sacrificio: “¡Consumado es!”, esto quiere decir, está finalizado, ya no hay mas nada que hacer.

La salvación por el hombre la he realizado y después dijo: “Padre en tus manos encomiendo mi espíritu” ¡Que obra la de Jesucristo! Una salvación tan grande.

La palabra salvación es la palabra griega “Soteria”, tiene muchas aplicaciones, significados, sinónimos:

Salvación: Es salvo del pecado, salvo de la muerte, liberación, perdón, prosperidad.

La palabra salvación es una palabra completa y nosotros debemos aprovechar todo lo que esa palabra significa, no solamente el perdón de nuestros pecados, pero también la sanidad de nuestros cuerpos.

Nosotros los pentecostales, debemos predicar el evangelio completo, creemos en la salvación.

Creemos también en la liberación, creemos en la sanidad divina y creemos en todo lo que Dios tiene para nosotros.

“Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él” 2 Corintios 5:21.

Por eso, cuando uno considera y medita del sacrificio de Jesús en la cruz, es una inspiración para nuestra vida, para vivir agradecido y vivir consagrado.

También puedes leer: Por qué nuestro Dios es incomparable

“Bendice, alma mía, á Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios.
El es quien perdona todas tus iniquidades…”
Salmos 103:2-3.

Estamos desarrollando el tema: “Para qué pecar si soy salvo”

Jesucristo llevó, él que no conoció pecado, por eso, Jesús en la cruz dijo: “¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has desamparado?”. Porque Jesús estaba absorbiendo el pecado de todos nosotros.

El que no conoció pecado por nosotros fue hecho pecado para que nosotros fuésemos hecho justicia de Dios en él.

Cuando Dios desde el cielo nos mira, nos mira con el vestido de Cristo, del cual fue despojado para regalárnosla, nosotros le dimos nuestro pecado Jesús nos regaló su justicia.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Para que pecar si soy salvo.

Las tentaciones van a venir un poco mas fuertes, pero “el que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente”.

El Señor está comprometido en guardarnos sin caída hasta su venida y presentarnos ante su trono con gran alegría, después que vivamos y estemos escondidos en Jesús.

La tentación vendrá porque somos humanos, pero “en Jesucristo somos mas que vencedores por medio de aquel que nos amó”.

Si hasta ahora querido lector, has sido un buen cristiano de aquí en adelante vas a ser un mejor cristiano.

“En gran manera me gozaré en Jehová, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada con sus joyas” Isaías 61:10.

Cosas mejores:

  • Su nombre: No hay otro nombre superior al nombre de Jesús.
  • Su sangre: Habla mejor que la de Abel.

En cuanto a Dios y lo que concierne a Dios nada hay que mejorar, nada, nada y nada.

Lo que Dios nos da es perfecto, la salvación es perfecta, los dones del Espíritu Santo son perfectos.

También te puede interesar: Cómo usar correctamente los dones

Los imperfectos somos nosotros y a medida que nosotros vayamos en perfección los dones fluyen con mas eficacia, con mas sabiduría.

Es tiempo de volver a usar los dones del Espíritu Santo.

Necesitamos escuchar profecías por el Espíritu Santo, a veces se han hecho mal uso de los dones del Espíritu Santo que se ha llegado a otro extremo, Dios quiere que los dones se sigan moviendo.

Estamos desarrollando el tema: “Para qué pecar si soy salvo”

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Para qué pecar si soy salvo.

Somos desafiados a ser mejores en todos los aspectos de la vida.

El Señor viene por una iglesia sin mancha y sin arruga, él va a venir sin nada que ver por el pecado.

El pecado hay que arreglarlo en el instante no hay que esperar otro momento porque cuando Cristo venga será como un abrir y cerrar de ojos.

“Es muy terrible perderse en el mundo pero es mas terrible en las cuatro paredes de la iglesia”.

Vea también: Que tu visión espiritual traspase barreras

La perfección en Cristo se logra a través de ser mejores cada día, un proceso continuo.

Dios tiene cosas mejores y hacia eso debemos proyectarnos, esa debe ser nuestra visión y esa es la palabra que Dios envía a su iglesia.

“Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto” Proverbios 4:18.

La voluntad de Dios se comprende así, a través de la renovación del entendimiento, debemos de ir transformándonos.

Dios quiere que seas mejor.

“Pero tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo; Seré ungido con aceite fresco” Salmos 92:10.

Por: Herman Castellanos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.