Por qué el bautismo debe ser en el Nombre de Jesús

0
58
Por qué el bautismo debe ser en el Nombre de Jesús

Por qué el bautismo debe ser en el Nombre de Jesús

Este tema teológico “Por qué el bautismo debe ser en el Nombre de Jesús” se ha venido discutiendo desde que se abandonaron los principios bíblicos.

Por los acuerdos nacidos en la historia; es decir, desde que se cambió la dichaché primitiva (La doctrina de los apóstoles); por la dichaché secundaria. (La doctrina de los llamados santos padres de la iglesia).

Todos los libros escritos en el Nuevo Testamento cuando se habla del bautismo expresan que el bautismo fue aplicado a las personas que creían a la predicación del evangelio, las cuales, eran bautizadas en el Nombre de Jesús.

Como un requisito indispensable para el perdón de sus pecados y para ser identificado con Cristo según lo escribió San Pablo a la carta a los romanos en el capítulo 6.

Se encuentran evidencias de lo que pasó en la historia, después del tiempo de los apóstoles.

Te recomendamos ver: El bautismo en aguas es el Nombre de Jesús

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

Ejemplo: En la enciclopedia mundial. Vol. 1 Página 651 “En el principio todo bautismo fue por inmersión completa”.

Enciclopedia católica: Vol. 11 Página 263 “En los siglos tempranos, todos fueron bautizados por inmersión en arroyos, lagunillas o en bautisterios”.

Enciclopedia británica: Vol. 111 Páginas 365-366 “La fórmula bautismal fue cambiada del nombre de Jesucristo a las palabras Padre, Hijo y Espíritu Santo”.

Y en la enciclopedia mencionada anteriormente Pagina 82 “En las antiguas fuentes, se practicaba la fórmula del bautismo en el nombre de Jesucristo.”

El bautismo en agua 

El término bautismo es procedente del “latín”. Baptisma del verbo Baptizo: Este vocablo, indica:

  • Sepultar
  • Enterrar
  • Sumergir
  • Zambullir
  • Anegar
  • Estar hundido
  • Hundir totalmente al candidato

Y como materia prima el “agua”. Este es el bautismo aplicado en el Nuevo Testamento.

Vea también: El agua instrumento dentro del plan de Dios

Haciendo historia: En la antigüedad cuando el ministro anunciaba que había “bautismo”. Sólo tenía que decir: Que los invitaba “al hundimiento o la inmersión” de fulano de tal o “vamos a sumergir” a un grupo de personas.

Con este acto, la persona se identificaba con Cristo y como resultado recibía el perdón de sus pecados cometidos personalmente, porque el pecado procedente de Adán se soluciona con la muerte física.

Este sumergimiento en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados, fue declarado por la escatología Antiguo Testamentario, citada por San Pedro en la casa de Cornelio en Hechos 10:43.

De este dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyesen, recibirán perdón de pecados por su nombre.

Quien a su vez, fue declarada en la monografía, de San Juan dedicada a los del Asia Menor.

Os escribo a vosotros hijitos porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre.1 Juan 2:12

Además el bautismo en el nombre de Jesús, Según la teología Paulina es un revestimiento con Cristo, Gálatas 3:27.

El bautismo en el nombre de Jesús

Porque todo lo que habéis sido bautizados en Cristo Jesús, de Cristo estáis revestidos.

Moisés en la oración sacerdotal, apostilla, que pondrán mi “nombre” sobre los hijos de Israel y yo los bendeciré.

Números 6:27. Eso fue la conclusión que expresó Jacobo, en el concilio de Jerusalén, en Hechos 15:13-14, Dios visitó a los gentiles para tomar de ellos pueblo para su nombre.

Y añade, Hechos 15:17, para que los hombres busquen al Señor y todos los gentiles, sobre los cuales es invocado mi nombre.

En la primera “Didaché”, San Juan al cierre del primer siglo, glosa en su evangelio, San Juan 1:12 “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”.

Este es un versículo frecuentemente citado, sin embargo, tiene un significado más profundo de lo que la mayoría le atribuye.

Porque al Señor Jesucristo lo perseguían los Fariseos y religiosos de su día por el nombre que llevaba; porque ese nombre revelaba su identidad.

Jehová salva, Jehová salvando a la raza humana. (Josué en Arameo) en (Griego Jesús).

Ese Nombre precede de los cielos, traído por un santo ángel y San Pablo resalta esto, cuando glosa en Filipenses 2:9-10.

Te recomendamos ver: ¿Es el bautismo en el nombre de Jesús? o se equivocó Pedro

Dios les dio un Nombre que es sobre todo nombre

Por lo cual, Dios también lo exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo Nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra.

Si somos Bautizados en ese Nombre, estamos colocados en él, y todos nuestros enemigos tienen que doblegarse ante nosotros por motivo de ese Nombre que ha sido invocado cuando nos bautizamos.

Jesús en cierta ocasión dijo: “Padre, glorifica “tu nombre”. Entonces vino una voz del cielo. Lo he glorificado y lo glorificaré otra vez” (Juan 12:28).

Esa respuesta que vino del cielo era para ese día y también es para hoy. ¡Dios glorifica su nombre! Si somos bautizados en ese Nombre, nos glorificará a nosotros también.

Luego, Jesucristo dijo a sus seguidores que nosotros también seríamos aborrecidos por “su nombre”. Mateo 10:22.

“Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre”. Mateo 24:9.

¡Al diablo no le gusta que se esté usando el Nombre de Jesucristo! ¡Él lo odia por lo que representa! y también a los que se lo aplican.

La siguiente generación procedente de los apóstoles, también bautizaban en el nombre de Jesús.

“Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el Evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres” (8:12).

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Condiciones dadas por los textos sagrados para ser bautizado 

San Marcos 16:16. El que creyere y fuere bautizado, será salvo. Si esto es así, el bautismo no es para un requisito social, sino para salvación.

Primera condición. “El que creyere”. La persona antes de bautizarse, debe creer, ¿y qué debe creer? Lo que es el evangelio.

Vea también: Las doctrinas bíblicas del evangelio

Cuando un individuo comienza a creerle más a lo que Dios dice, que a lo que dice su conciencia o su religión que profesa, ha comenzado a morir.

Debe creer que el día que el Señor murió, él también murió. Y debe ser sepultado figurativamente en las aguas bautismales en el Nombre de Jesús.

Segunda condición. Hechos 2: 38 “Arrepentíos”. Arrepentirse, es considerar que está mal en el camino que llevó, y reconocer que voy equivocado.

También quiere decir: Cambiar de dirección, o “Morir al ego”; sí antes no hacemos esto, no podemos continuar; ¡aunque a nadie le gusta reconocer que está equivocado!

Por ello, necesitamos la intervención del Espíritu Santo, para que nos convenza de pecado. San Juan 16:8.

Tercera condición. “¿Convertidos?” Debe amar la nueva forma de vida en Cristo.

Nota: Estos tres pasos anteriores al bautismo abandonan extrínsecamente a los bebés y los niños, para ser bautizados, porque se considera y se tiene en cuenta que estas acciones demandan un ejercicio razonado.

Y ellos no alcanzan a llenar dichos requisitos por su mentalidad finita. 1 Pedro 3:21.

Vea también: Quienes son los Recién convertidos

Cuarta condición. El candidato antes de ser “bautizado” o sumergido en agua, debe poseer una buena conciencia de su personalidad y de su relación con Dios como persona regenerada. 1 Pedro 3:21.

Quinta condición. Si cumplimos a cabalidad esta clase de “bautismo”. Le confiere a quien lo reciba la garantía de ser incorporado en el cuerpo de Jesús que es la iglesia.

San Marcos 15:16. Gálatas 3:27. Griego, sed colocado dentro de…

El bautismo en el nombre de Jesucristo perdona nuestros pecados

La escatología del Antiguo Testamento, nos enseña: Cuando Dios quiso alejar de nosotros nuestros pecados, uso a las aguas, para sepultarlos en las profundidades del mar. Miqueas 7:19.

El bautismo oficiado en esta dispensación de la gracia, transporta las mismas características: Se usa el agua y al sumergir el candidato en este elemento, en el nombre de Jesucristo, se constituye también, en un símbolo: de “entierro o sepultura”.

Que, determina la terminación de las complicaciones de una vida vieja.

Al ser levantado el candidato de las aguas, simboliza: La “resurrección de un nuevo amanecer o el traslado de una vida vieja a otra nueva”.

Vea también: Las doctrinas proceden de la muerte sepultura y resurrección de Jesús

Como lo hizo el barco de Noé, sacando a esta familia de una generación perversa pecaminosa a una generación nueva.

Cuatro evidencias por las cuales el bautismos debe administrarse en el nombre de Jesús

Favorablemente, existen cuatro evidencias razonables por las cuales el bautismos debe administrarse en el nombre de Jesús.

Se debe entender que Dios no es voluble. Cuando hace o establece algo, es porque está cargado de razones.

Los principios bíblicos glosan en primer lugar, en Hechos 4:11,12. Que este Jesús es la piedra que los edificadores rechazaron y que ella precisamente, ha llegado a ser “cabeza del ángulo”.

Siendo la piedra angular se convierte en razón principal y sustento de la salvación.

En segundo lugar, en 1 Corintios 1:13 plantea estas interesantes preguntas:

  • ¿Acaso está dividido Cristo?
  • ¿Fue crucificado Pablo por vosotros?
  • ¿O fuisteis bautizados en nombre de Pablo?

La insinuación clara es, que los Corintios habían sido bautizados en el nombre del crucificado y no es para menos, puesto que el bautismo es una identificación con la muerte del que a través de la muerte nos dio vida. Romanos 6:3-5. Filosofía racionalista.

En tercer lugar, porque “en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” Hechos 4:12.

En cuarto lugar, al concebir María, el ángel asesora a José, que al nacer el niño lo llamarás por nombre: “Jesús”, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

San Mateo 1:20-21. Recuerde que la invocación del nombre es que se recibe el perdón de pecado. Hechos 10:43.

Estimado lector

Hemos dedicado tiempo en hacerte estas declaraciones para que en el día del juicio tus pecados no te conduzcan a la condenación, más bien sean perdonados.

Recuerda, que el bautismo en agua es por inmersión, según las sagradas escrituras: “Porque somos sepultados juntamente con El para muerte por el bautismo…” Romanos 6:4. Y Colosenses 2:12.

Un entierro no es que alguien pone el cadáver sobre la tierra y lo rosea un poquito de agua o de tierra, eso lo hicieron conmigo antes en el bautismo tradicional.

Cuando entendemos estas verdades, es cuando nos damos cuenta que tenemos que ser sepultados en la sumersión, en agua, en el nombre del Señor Jesucristo.

Quisiera saber si estas verdades te han servido para que reflexiones y le eches mano a la salvación y al perdón de tus pecados.

Estimado hermano, si usted usa el nombre de Jesucristo para orar por sus alimentos, para reprender demonios, para viajar y quizás para cuantas cosas más. ¿Por qué no lo usas para ser bautizado y recibir el perdón de tus pecados?

Recuerda que el perdón de tus pecados vale más que reprender demonios o sanar enfermos.

También te puede interesar: ¿Qué son los demonios y cómo funcionan?

Gracias por llegar al final de esta lectura con el tema: “Por qué el bautismo debe ser en el Nombre de Jesús”.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Copyright y engrosado por el pastor
York Anthony Shalom
Licenciado en Sagrada Teología
Magister en Divinidades Teológicas
Jorgesalomserpa@hotmail.com

Por: York Antony Shalom

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.