Por qué los cristianos pasan por pruebas

0
212
Por qué los cristianos pasan por pruebas

Por qué los cristianos pasan por pruebas

Si la Biblia dice: “Y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz” Colosenses 2:15. Hablaremos sobre el tema: “Por qué los cristianos pasan por pruebas”.

Algunos podrían preguntarse ¿Por qué pasamos dificultades?

Nosotros tenemos la certeza de que el enemigo está vencido, y esa es una realidad que no varía, pero entonces ¿Qué de los problemas y de los momentos oscuros?

Hay que entender que el Señor habla de realidades definitivas.

Por ejemplo, el cielo es una realidad definitiva, el infierno es una realidad definitiva, el perdón de los pecados es una realidad definitiva y la vida eterna es una realidad definitiva.

El Señor Jesucristo proclama ese tipo de realidades.

Nosotros, por la gracia de Dios, sabemos cuál es el fin, aunque el proceso pueda parecer duro, por eso, vale la pena invertir toda nuestra vida y nuestro ser en Dios.

Vea también: No dejes perder la autoridad de Dios

Jesucristo expresa que él tiene toda potestad en el cielo y en la tierra y la autoridad que se deriva de su señorío es el tema central de la Biblia, veamos:

El ángel, cuando Jesús nació, dijo a los pastores:

 No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor” Lucas 2:10-11.

Cuando Jesús fue al desierto, el enemigo estaba interesado en confirmar si él era Dios manifestado en carne y el Señor se lo confirmó.

El diablo tuvo que entender que no era cualquiera, sino el Dios de los cielos y de la tierra.

También puedes leer: Cristianos de toda la vida

En otra ocasión, el Señor dijo a sus discípulos, vosotros me llamáis maestro y Señor y hacéis bien porque lo soy. Nosotros los cristianos también lo creemos.

El señorío de Cristo es un elemento indispensable de la predicación del evangelio, cuando Pedro predicó el día de pentecostés, le dijo a todos los presentes, que Jesús es Señor y Cristo.

La Biblia nos muestra otros claros ejemplos del señorío de Cristo:

“Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre” Filipenses 2:9.

“Y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre” Filipenses 2:11.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Así que cuando confesamos que Jesucristo es el Señor, le estamos dando la gloria a Dios padre y es que Jesucristo es Dios padre, Jesucristo es el Señor y a él sea la gloria y todo reconocimiento.

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero” 1 Tesalonicenses 4:16.

Esa autoridad que el Señor proclamó, se deriva de lo que él es, el que manda y da las órdenes, es el que tiene toda la autoridad en el cielo y en la tierra.

Jesús es la imagen del Dios invisible, el resplandor de su gloria y quien sustenta todas las cosas por su palabra. La palabra escrita tiene a Jesús como centro.

También puedes leer: La salvación se puede cuidar o descuidar

Toda esperanza humana está enfocada en Jesús, porque en ningún otro hay salvación solamente en el nombre de Jesús.

Querido lector, ¿Cómo afecta a la conducta tuya hoy, el hecho de saber que él tiene la autoridad en el cielo y en la tierra? ¿Cuál es tu respuesta al preguntarte el por qué pasamos dificultades?

Estamos convencidos ahora más que nunca, que él es vencedor, que vale la pena invertir todo en la causa del Señor.

Cómo el poder de Dios y lo que leemos en la Biblia nos da fortaleza para enfrentar al mundo y al enemigo en nuestra propia debilidad.

Hoy declaramos que lo que somos, lo somos por causa de Cristo.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Por qué los cristianos pasan por pruebas.

Para ir concluyendo, en las escrituras, la gran comisión nos demanda una gran responsabilidad de ir y haced discípulos y procurar que la gente reciba en su corazón el reino de los cielos.

Vivir el evangelio implica consagración, implica tener una relación personal con él y haced discípulos, enseñándoles que guarden las cosas que Jesús nos ha enseñado.

Esto es un discipulado para toda la vida.

La palabra de Dios es viva y eficaz, la palabra de Dios tiene poder. Aquí se predica a Cristo, el Señor; una gran responsabilidad que se deriva de una gran proclamación.

Vea también: Por qué debemos predicar la palabra de Dios

Otra proclamación de la gran comisión es: “…Y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén” Mateo 28:20.

El pueblo de Dios es testigo de que él ha estado con nosotros, aunque muchos se pregunten, ¿por qué pasamos dificultades?

Nuestra respuesta es: Cristo es vencedor, la victoria es segura, el final es mejor.

Iglesia, Dios es fiel y prometió estar con nosotros en los buenos y malos momentos y hasta el día de hoy, no ha roto su promesa y no lo hará.

Así que confía en el señorío de Cristo, pues a él están sujetas todas las cosas.

Pastor: Fernando López

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.