Cuál es la clave para conocer a Dios

0
594
Cuál es la clave para conocer a Dios

Cuál es la clave para conocer a Dios

¿Quién no ha tenido un personaje a quien admira? ¿Quién no ha tenido un equipo de fútbol o un cantante a quien admira? Hablaremos sobre: “Cuál es la clave para conocer a Dios”.

Personajes que sinceramente nosotros desearíamos conocer, alguna vez se nos ha ocurrido hacer un cosa loca por estar cerca de la persona que admiramos.

¿Cuánto has pagado ver a tu cantante o equipo de fútbol favorito? ¿Cuánto has invertido o gastado en la muchacha que te gusta, en cine, helados, invitaciones? Todo por estar cerca de quien admiramos.

Porque cuando admiramos a alguien no nos importa lo que tengamos que invertir con tal de compartir un momento con esa persona.

Jesús tenía la particularidad de que siempre que llegaba a un lugar la gente acudía en masa, solamente para estar cerca de él.

Ya se había difundido su fama por todas partes y donde llegaba la gente tenía inquietudes por comprobar si realmente era cierto y todo lo que de él se decía.

Habían escuchado de los milagros que constantemente hacía en favor de la gente, habían escuchado que la gran multitud que había alimentado, quizás habían escuchado las veces que había resucitado uno que otro muerto.

Vea también: Conocemos a Dios a través de su palabra

Se había convertido para este momento en un personaje que todos desearían conocer.

Pero nos llama la atención de la historia, que se habla de un personaje reconocido socialmente, un político, un hombre que no es pobre, no era un personaje que corriera a conocer a otro personaje.

De hecho era una persona a quien antes acudían para pedirle una cita y compartir con él un momento.

Ese día hubo alboroto en la ciudad de Jericó porque han dicho que por allí viene Jesucristo.

Ese día muchos faltaron a la empresa, muchos no fueron al colegio porque se dieron cuenta que Jesús había de pasar por la ciudad.

Estaban todos en las vías marítimas, en las entradas principales de la ciudad para ver por cuál lugar habría de aparecer Jesús, tenían ansiedad de conocerle.

Zaqueo, como buen funcionario público, llegó temprano aquel día a la oficina pero descubre que sus empleados no han llegado.

Quizás llama a alguno de ellos para saber las razones por las que no se han hecho presentes.

Y quizás alguno le dice, hay razones de peso es que pensábamos que realmente era un día cívico porque Jesús viene y entonces es un personaje importante.

Tal vez a Zaqueo no le importaban las excusas porque a él no le interesaba conocer a ese tal Jesús.

Llega Jesús y de pronto se escucha el alboroto en la ciudad y todo el mundo grita, aplaude, celebra la llegada de Jesús.

Zaqueo está solo en la oficina, nadie ha llegado a pagar impuestos aquel día, nadie ha llegado a consultar sus deudas, todo el mundo está concentrado oyendo y observando a Jesús.

Vea también: Desconocer a Jesucristo es desconocer a Dios

Quizás la turba para por la oficina y Zaqueo se asoma por una ventana a saber qué está aconteciendo con ese tal personaje tan famoso.

Pero no alcanza a verle porque hay mucha gente que le rodea y Zaqueo es de baja estatura, él tiene muchas dificultades pero no alcanza a conocer al personaje.

Y cuando la gente pasa adelante, dice la palabra, que Zaqueo corrió hasta adelantársele a la gente y tuvo tiempo suficiente como para subirse a un árbol.

En la mente de Zaqueo solo estaba creciendo el deseo de conocer a Jesús, eso era todo lo que quería.

Viene la gente y justo se detienen bajo bendito árbol donde está Zaqueo, no hay mucha brisa, ni viento pero observan que el árbol se mueve.

Jesús desvía su mirada y observa a un hombre que con verlo no conoce, pero lo maravilloso es que con verlo le llama por su nombre y le dice, hey, Zaqueo, desciende porque es necesario que pose en tu casa.

El árbol donde Zaqueo estaba se llama Sicómoro y los registros dicen, que ese es el árbol del valle de lágrimas.

Es el árbol que representa la amargura, el sufrimiento y fue precisamente el árbol que Zaqueo subió para ver a Jesús.

También puedes leer: Cuánto crees que conoces a Dios

Pero qué posición tan equivocada porque a Jesús nadie puede verlo de arriba hacia abajo.

La posición correcta para todo el que desee conocer a Jesús es comenzar de abajo hacia arriba.

Zaqueo corrió y preparó la fiesta pero la casa se llenó más de lo que había planeada, llegó y Jesús no pronunció una sola palabra.

Él estaba esperando que Jesús comenzara a hablar con la multitud pero Jesús se quedó en silencio absoluto y quizás en la mente de Zaqueo pasan muchas cosas.

Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado” Lucas 19:8.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Cuál es la clave para conocer a Dios.

Es ahí donde Jesús se pone en pie y abrió la boca y “Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham” Lucas 19:9.

Quizás tú quieres conocer al Señor, pero te has montado en el árbol equivocado, estás pensando que en la posición egoísta podrás verle.

De pronto, ves que algunos se humillan y quizás para usted eso no sea necesario y piensa que Dios lo puede adorar de cualquier manera.

Porque algunos piensan que la alabanza es cuestión de experiencia, dicen, ya tengo un recorrido, no necesito gritar o aplaudir tanto, eso que lo hagan otros.

También puedes leer: A Dios no se le conoce solo asistiendo a culto

Porque usted piensa que es igual que Zaqueo, que es una persona influyente y que no necesita humillarse.

Pero se ha montado en el árbol equivocado, el de la amargura, del resentimiento y ese no es un buen lugar para estar cerca de Jesús.

Porque la Biblia dice, que entró por sus puertas con acción de gracias y por sus atrios con alabanza.

Quien pretenda acercarse a Dios tendrá que bajarse del árbol e invitarlo a su casa con acción de gracias y solamente cuando usted le abra a Dios las puertas de su casa podrá experimentar lo que realmente quiere hacer él con su vida.

¿Qué estarías dispuesto a hacer con tal de que él entre a tu casa?

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Cuál es la clave para conocer a Dios.

Zaqueo, era un hombre rico pero por conocerle hizo de todo, descubrió su corazón y alcanzó misericordia.

Vamos a descender de nuestro Sicómoro solo por conocerle a él.

¿Cuándo fue la última vez que sentiste su presencia?

Hay Sicómoros en tu vida que te alejan de Dios y te muestran un panorama diferente de las cosas.

El Sicómoro es un estado inestable, pero conozco un Dios que puede llevarte a un lugar seguro, tiene intensiones serias de compartir un instante contigo.

También te puede interesar: Una generación que conoce a su Dios

Te invito a que te bajes de ese Sicómoro, solo cuando seas capaz de reconocer que no es una casualidad que estés leyendo este artículo.

Es porque Dios te conoce y se ha parado justo bajo tu árbol y te ha dado la orden que desciendas de ahí.

Hoy es un día de fiesta, de regocijo, todo por conocerle a él.

Ese Sicómoro está derribado para que fluya la fuente que salta para vida eterna.

Por: Orlando Córdoba

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.