El mundo bajo el dominio de Dios

0
479
El mundo bajo el dominio de Dios

El mundo bajo el dominio de Dios

En la Biblia el apóstol Juan, después de hacer una exposición en su carta, él habla de tres saberes que no debemos desconocer los creyentes. Hablaremos sobre: “El mundo bajo el dominio de Dios”.

El primer saber dice: “Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca’’ 1 Juan 5:18.

El segundo saber dice: “Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno’’ 1 Juan 5:19.

El tercer y último saber dice: ‘’Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna’’ 1 Juan 5:20.

Pero hoy, nos vamos a enfocar en el segundo saber “Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno’’.

El apóstol Juan desde el comienzo de su carta, pone de paralelo al creyente con el inconverso.

Al santo frente al impío, al salvo frente al perdido, y dice: “no améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo’’.

También puedes leer: Hoy todo el mundo dice ¡Dios le bendiga!

El apóstol repite muchas veces esta palabra, y la mayoría de las veces que la usa, lo hace para referirse especialmente a las personas no convertidas al Señor.

Pero la palabra mundo en el versículo que acabamos de leer, ha sido mal interpretada por muchos predicadores de la palabra.

Los que estamos obedeciendo su palabra y siguiendo su ejemplo, sabemos que somos de Dios.

Pero luego dice: “mientras que nosotros sabemos que somos de Dios, el mundo entero está bajo el maligno’’.

Entonces allí, la palabra mundo ha sido muy mal interpretada, y muchos predicadores han predicado lo que no dice este versículo.

Pues han entendido que el mundo cósmico, está bajo el dominio del diablo, pero resulta que se refiere a las personas no convertidas.

A algunos pastores se les ha olvidado quién es el Señor al que seguimos, su dominio.

Nosotros encontramos en la palabra de Dios que Juan utiliza la palabra mundo muchas veces.

Pero no nos podemos olvidar que esta es una palabra polisémica, la cual tiene muchos sentidos y puede adaptarse miles de contextos diferentes.

Entonces vemos que el apóstol usa la palabra mundo para referirse a una cantidad de personas en el mundo, que por no haber recibido, ni creído en Cristo, quien los domina es el maligno.

También te puede interesar: No hagas alianzas con el mundo

Aunque el mundo evangélico es un grupo minúsculo en el mundo, no podemos olvidar que este es el pueblo de Dios.

De pronto, algunos piensan que el diablo tiene mayor poder en el mundo, porque pocos son los convertidos, pero es que en las personas debe ocurrir algo muy importante.

Pablo, cita unas palabras del profeta Isaías, donde se pregunta ¿Señor, quién a creído a nuestro anuncio? Entonces las personas tienen algo que poner para aceptar a Dios, y es ese creer.

Pero la salvación es tan compleja que no puedes aceptar, si no oyes el evangelio, y nadie puede creer si Dios no le da la fe para creer.

Porque somos salvos por gracia, y el Señor usa como medio para salvar, la fe, y este factor no es un don humano, es algo que solo proviene del Señor.

Entonces hay dos preguntas, una tiene que ver con la parte que le toca poner a la persona, y la otra con la que le toca poner a Dios de forma exclusiva y determinante.

Dice lo siguiente: “¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová?

Esto quiere decir, que cuando un pastor predica la palabra de Dios, él no sabe sobre quién de las personas que lo están escuchando, se está manifestando el brazo de Dios.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

En otras palabras, de qué manera está trabajando Cristo en la vida de un ser humano.

A veces, dañamos la obra de Dios, porque queremos adelantarnos y ser mas inteligentes y capaces que nuestro Señor, y eso es un grave error, lo cual nos hace entrar en un campo que no es parte nuestra.

Entonces algunos creen que hay un señor sobre el mundo entero, porque el versículo así lo dice textualmente.

Pero en el nombre de Jesús te derrumbo esa idea errónea, porque todos los hilos de la creación los maneja Dios.

Dice la palabra del Señor: De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan” Salmos 24:1.

Vea también: Un mundo por cárcel

Hay que tener claro que el mundo es de él no porque se le antoje, es de él porque la fundó sobre los mares.

Así lo confirma su palabra: Porque él la fundó sobre los mares, y la afirmó sobre los ríos’’ Salmos 24:2.

Todas las cosas son del Señor, si él tuviese hambre, no nos pediría a nosotros, porque del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella le pertenece.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

El mundo bajo el dominio de Dios.

Usted dirá, bueno, en el Antiguo Testamento dice, Jehová, pero en el Nuevo Testamento dice:

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios’’.

“Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella’’ San Juan 1:1.

También puedes leer: Debemos ser agradecidos con Dios

Esto nos deja dicho que sin Dios nada de lo que existe pudiera ser, él es el creador de todo.

Por eso, no podemos entregarle a satanás algo que no es de él o al menos creer que el mundo es de él.

Este mundo tiene un dueño y su nombre es Jesús de Nazaret, al Señor la gloria por siempre porque ha creado todo para su reconocimiento.

Solamente debemos ser mas agradecidos con la salvación y privilegios que nos regala al vivir.

Por: Rafael Viloria

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.