La lepra que acaba con tu vida

0
564
La lepra que acaba con tu vida

La lepra que acaba con tu vida

“Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos y alzaron la voz, diciendo ¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros! Hablaremos sobre: “La lepra que acaba con tu vida”.

Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados.

Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano.

Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿Dónde están?” Lucas 17:11-17.

La Biblia nos ubica en el contexto geográfico para que podamos entender algunos elementos que no están completamente explícitos en el texto bíblico.

Pero sí nos permiten asimilar mejor la obra tan grande que Dios está haciendo.

Cuando el habla que el Señor Iba de Galilea a Jerusalén, pero iba de Galilea de los gentiles y pasaba por Samaria.

El lugar de los apartados, de los mezclados, de los que siendo judíos se mezclaron con pueblos paganos y que no gustaban de la apreciación de los judíos.

Y había una aldea, no era una gran ciudad, por lo general en esos pueblos impera la ley del fuerte, no hay control de alguna autoridad y el que quiere impone sus condiciones.

A Jesús le gusta ir donde lo necesita, él no está buscando los palacios porque él a buscar y a salvar lo que se había perdido.

También puedes leer: Dotados de autoridad de Dios

Jesús iba por ahí y le vienen al encuentro 10 leprosos. La lepra era una enfermedad terrible y ellos en cambio de gritar lo que estaban acostumbrados, ¡Leproso, leproso, no se arrime!

Porque si alguien se acercaba, como temían el contagio tenían apedrearlos, matarlos.

Pero una persona que era diagnosticado con lepra, tenía que apartarse, dejar la ciudad, la familia y esperar en el la buena de la gente lo que pudieran de sacar a las afueras de la ciudad en lo general los desechos.

La lepra es un enfermad infecciosa crónica, caracterizada por lesiones en la piel, nervios y vísceras, provoca la aparición de manchas y heridas por todo el cuerpo que no se cierran.

También provoca daño neurológico y debilidad muscular que empeora con el tiempo.

Existe en estado endémico en muchos países tropicales y subtropicales.

Otra definición de la lepra es:

Mal moral que se extiende con rapidez y es difícil de controlar, ejemplo: el racismo es una lepra que hay que exterminar.

Hay registros que la lepra afecta la humanidad desde el año 600 a.C, fue identificada por muchas civilizaciones antiguas.

Hoy por hoy el país que afecciones tiene por causa de la lepra es la India, le siguen algunos sectores del Sur de Asia, Brasil y algunos países desconocidos de África.

La Biblia contiene pasajes con respecto a la lepra, incluso algunas infecciones graves o menos graves eran consideradas como lepra.

En Israel, en Levítico 13 y 14, encontramos que los sacerdotes estaban obligados a saber diferencias si es o no lepra.

Estamos desarrollando el tema: “La lepra que acaba con tu vida”

¿Qué ocasiona la lepra?

Hay una bacteria llamada Mycobacterium leprae, que fue descubierta en el 1974 por médico noruego. Al ser una bacteria se puede adquirir, es contagiosa pero no altamente.

Tiene un periodo de incubación largo, es decir, la persona la adquiere pero no se nota inmediatamente y se transmite después de un contacto directo de años.

Se está científicamente comprobado que la lepra no es hereditaria.

Síntomas

  • Toda mancha con adormecimiento que persiste debe ser pensada en lepra.
  • En la mayoría de los casos tardan entre los 5 a 7 años en desarrollarse.

Para determinar si una persona tiene lepra o no es necesario hacer pruebas y exámenes, les hacen más pruebas en la piel para diferenciar qué tipo de lepra tiene.

Tratamiento

Antiguamente se recluía a los leprosos en unos leprosarios, leprocomios o sanatorios porque se pensaba que el contagio era muy alto.

Vea también: La incertidumbre de una pandemia

Pero el tiempo se han dado cuenta que no, porque desde que una persona inicia el tratamiento deja de ser transmisor.

Pronóstico

Afirman los científicos que diagnóstico temprano de la enfermedad es importante porque limita el daño y evita que la persona propague la enfermedad y es posible que puede llevar una vida normal.

Algunas posibles complicaciones

Lo más grave es el desfiguramiento, perder la buena apariencia, la debilidad muscular, el daño neurológico permanente en los brazos, las piernas y la pérdida de la sensibilidad.

¿Cuándo consultar al médico?

Si se tienen síntomas de lepra y si ha estado con alguien que tuvo o tiene la enfermedad, consulte con el médico.

Prevención

Aconsejan evitar el contacto físico cercano con los líquidos corporales y lo salpullidos de personas que no hayan recibido tratamiento.

Las personas con medicamento prolongado se vuelven no infecciosas, no contaminan.

Ahora revisemos la analogía con el pecado.

Si nosotros miramos el pecado, es también como una enfermedad que afecta al hombre no solo en físico, sino todas las áreas de su ser.

Una persona de lepra pudiera ser muy feliz y de hecho los hermanos que han salvados por el Señor, no importa si murieron de lepra pero se murieron con Cristo en su corazón.

Pero en el caso del pecado la persona no puede tener paz, su conocimiento se desvía porque ahora quiere hacer cosas para satisfacer la demanda del daño que se está haciendo en su salud, en su vida.

Hablando de la parte moral.

Pudiéramos decir, que también hay pecados endémicos. Hay regiones del mundo en donde abunda algún tipo de pecado.

Hay centros de idolatría, de inmoralidad, hay lugares donde la gente ya sabe que va a pecar y sabe qué es lo que consigue allá.

También te puede interesar: Cómo borrar el pecado de nuestras vidas

Porque lamentablemente se muestra en esa analogía por la que el Señor tomó el pecado o más bien a la lepra como un símbolo del pecado.

Estamos desarrollando el tema: “La lepra que acaba con tu vida”

Haciendo un poco de historia, se sabe que el pecado ha afectado la humanidad desde el Edén.

En el Antiguo Testamento por causa de la ley era muy difícil ser curados del pecado, era imposible para la ley por cuanto era débil para la carne.

Pero en el Nuevo Testamento encontramos “Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados, y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia” Romanos 6:17-18.

El pecado no es hereditario “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron” Romanos 5:12.

La muerte pasó a cada uno, no por el pecado del primero sino por el pecado de cada uno.

Causas

“El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él” Ezequiel 18:20.

Que bendición hoy que el pecado no es contagioso, que bueno que usted se siente en el bus al lado de un adúltero y a usted no se le pegue el adulterio.

Pero si usted convive y tiene contacto muy próximo con una persona “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres” 1 Corintios 15:33.

No quiere decir, que tenemos que aislar a los pecadores, nos tocaría salirnos del mundo, y el Señor dijo, yo no te pido que los quites del mundo sino que los guardes del mal.

Síntomas

El pecado también lo insensibiliza, después de decir una mentira y decir otra, ya sea niño o adulto se va acostumbrando, después ya ni se siente mentiroso y cree que todos somos mentirosos, que todos mienten y roban.

Por eso, la única esperanza es que la persona enferma de pecado, vaya al médico que lo puede diagnosticar.

También te puede interesar: El pecado contra el amor

Vaya al Señor Jesucristo, mire en su palabra que el Espíritu Santo lo pueda convencer de pecado, de justicia y de juicio.

“No te inclinarás a ellas ni las servirás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen” Deuteronomio 5:9.

Por eso, es importante que usted como adulto rescate la situación de lo que puede pasar con su familia, porque las malas costumbres se infectarán a ellos.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

La lepra que acaba con tu vida.

Pero si usted permite que Dios haga las pruebas que tiene que hacer.

“Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno” Salmos 139:23-24.

No se trata de ir a consultar a alguien que ha tenido muchas experiencias en las cosas de la vida, hay que permitir que sea Dios quien haga el verdadero diagnóstico.

Tratamiento

Qué bueno cuando la persona no frecuenta lugares de pecado porque tiene más posibilidades de contagio.

“Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo” Hechos 2:38.

“Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado” 1 Juan 1:7.

Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida” Apocalipsis 2:10.

No es que una vez lo liberaron del pecado, ya usted viva como quiera que ya no hay problema, no, sé fiel hasta la muerte.

No busque ni otro pecado, ni el mismo que tanto le gustaba, siga fiel a Dios, él le promete que le va a dar la corona de la vida.

Pronóstico

“El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia” Proverbios 28:13.

En un lugar donde todos son leprosos lo raro es que haya alguien sano.

Pero nosotros hemos sido transformados y el Señor nos ha puesto otra visión, el mundo necesita esa curación en forma urgente.

Complicaciones

Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que se pida” 1 Juan 5:16.

Dios perdona muchas cosas pero la rebelión no es tan fácil. Cuando alguien olvida la fe Jesús y comienza a construir su propio pensamiento y a tratar de difundirlo en cambio de lo que Dios un día le regaló para salvarse.

Como es de difícil que la persona que menospreció la sangre, hizo afrenta al espíritu de gracia, y finalmente blasfemó contra el Espíritu Santo, dice el Señor, no tiene perdón ni en este siglo, ni el venidero.

Estamos desarrollando el tema: “La lepra que acaba con tu vida”

Por eso, es mejor buscar la oportunidad de estar cerca de Señor, fieles a él para que no vengan las complicaciones y males mayores.

También puedes leer: Cuáles son los tipos de pecados

Hay personas que les dicen que tienen una enfermedad terminal y antes de que la enfermedad termine con ellos, se quitan la vida para disminuir el sufrimiento pero pierden la eternidad por precipitar las cosas que Dios puede transformar.

¿Cuándo consultar al médico?

Isaías dice, “¿Por qué querréis ser castigados aún? ¿Todavía os rebelaréis? Toda cabeza está enferma, y todo corazón doliente” Isaías 1:5.

Pero Jesús dice, “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” Mateo 11:28.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

La lepra que acaba con tu vida.

“Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás” Juan 6:35.

Vale la pena consultar a un médico que ofrece semejante tratamiento tan efectivo.

Prevención

Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo” Efesios 6:11.

La iglesia no está escondiéndose, la iglesia va avanzando y el que tiene que esconderse es el malo.

Vea también: El peor de los pecados

Y los nueve ¿Dónde están?

En la ocasión que vino un leproso a hablarle a Jesús después del sermón en el monte, le dijo: ¡Señor, si quieres, puedes limpiarme!

Y Jesús hizo algo que dejó sorprendido a todos porque extendió la mano y lomó, le dijo: ¡Quiero, sé limpio!

No encubra más su pecado, entienda que delante de Dios estamos desnudos y él sabe qué es lo que hemos hecho mal. La lepra que acaba con tu vida.

Por: Jorge Cristancho

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.