La ética bíblica y sus características

0
93
Ética Bíblica

Ética bíblica

La ética bíblica es la disciplina del cristianismo. 

¿Qué es la ética?

En su expresión general la ética, se sub- divide en varias locuciones que unida entre sí, van enfocando el mismo sentir y comprensión.

En filosofía la ética, abarca el estudio de la moral, la virtud, el deber, la felicidad y el buen vivir.

Dentro de este campo se encuentra el conjunto de valoraciones generales que debemos tener los seres humanos para vivir en sociedad.

Esta disciplina se caracteriza en los orígenes de la ontología helenista, en su desarrollo histórico ha sido dilatado y variada.

Que a su vez, es un sistema que elabora, identifica afirmaciones o juicios determinados.

Origen de la palabra ética

En su origen etimológico moral, púdico Y decoroso procede del latín “mos” o “mores”, que significa “costumbre” o “costumbres”.

En la vida diaria es estimada como un conjunto de normas o reglas adquiridas, a manera de ser confiscadas por el hombre.

Según las enciclopedias que hablan de este tema, informan que ética, se deriva del griego “ethos”, que significa análogamente: modo de ser o carácter y costumbres definidas.

También hace insistencia en un modo de conducta que no responde a una disposición natural, sino que es adquirido o conquistado por prácticas habituales.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

La ética bíblica y sus características.

Si lo observamos desde el ángulo etimológico se concreta sobre su propia naturaleza en una actividad moral donde se ha considerado que la ética es más que muchos manuales de mandatos positivos o negativos.

En la memoria de los antepasados nos transmitieron que, la “ética es la ciencia del comportamiento moral de los hombres en sociedad”.

También te puede interesar: Problemática de la vida ¿Tendrá solución?

La ética como ciencia

Como ciencia, se ocupa de un objeto propio: del sector de la realidad humana que llamamos moral. Además, parte de cierto tipo de hechos tratando de descubrir sus principios generales, elaborando:

  • Conceptos
  • Hipótesis
  • Teorías

En cuanto al conocimiento científico, la ética ha de aspirar a la racionalidad y objetividad más plenas como ser independiente.

Y a la vez ha de proporcionar conocimientos sistemáticos, metódicos y, hasta donde sea posible verificables hacia una sociedad.

Ética personal

Si se habla de la ética personal se puede unificar con la integral porque tiene sus principios en la razón ortodoxa: “¿Quién soy yo” y ¿Quién eres tú?, cuando nos conocemos personalmente es cuando todas las dimensiones del ser humano son tenidas en cuenta.

Por ejemplo, la ética domina la orientación general en el ser humano y los principios presentan una reflexión de carácter “social”, “integral”, “universal” por esta razón, está comprometida en gobernar la existencia de la vida personal, social y ciudadana.

Cuando la ética se refiere al individuo como ser social se centra en la esencialidad de un medio natural; como ser viviente es un medio de una sociedad armónica; como ser poseedor de un cuerpo en un medio de un mundo social.

Además sujeto a sentimientos varios como individuo; ser familiar es practicar la responsabilidad mutua.

Asimismo, debe hacerse las normas para desenvolvernos dentro y fuera de nuestro contorno.

La ética acompañada con sus valores es el eje principal en el desarrollo social del hombre como ciudadano, que vive dentro y en las afueras de su hábitat.

Vea también: La ética y sus divisiones

Es un área esencial para nuestro crecimiento estructural, como individuo, también en la alineación como persona social y además, en el área de la cristiandad nos sirve para la formación del ministerio cristiano como visión universal.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Tener visión universal 

Es cuando el ciudadano es estudioso con buena orientación, entonces se confinan principios universales aceptables por todos los seres humanos sin límites de lugar, de creencias, de culturas y de grados de conocimientos.

Es por ello, que se considera el ser humano como uno de los seres más importantes en el universo:

  • Destacado como miembro de una familia.
  • Con una ciudadanía de un país libre, dispuesto a darle al mundo un giro cultural.
  • Aportando luces epistemológicas para el remanente del conocimiento, que redundará en beneficio para las próximas generaciones.

La ética se nos ha divididos en varias fracciones fundamentales para los mundos seculares y cristianos.

En la parte secular se define como, “una colección de principios morales”, implantados por el estudio de la moralidad.

Como también aprendidos por nuestros ancestros, o derivados de otras culturas venidas de lejos, los cuales elaboran normas de conducta que son producto del raciocinio humano y representa la mejor racionalización con relación a las circunstancias al problema que se deriva.

La ética bajo los principios cristianos

En la parte cristiana consiste en que sus principios expuestos son por las santas escrituras, tanto del Antiguo como en el Nuevo Testamento.

Este último se deriva la fe cristiana, por la cual, actuamos y nos desenvolvemos con ciertas disciplinas y con autoridad, ya que el cristiano tiene raciocinio y debe utilizarlo hasta lo máximo.

Su soberanía final está en una fuente ajena, la ”celestial” y es superior al ser humano.

Vea también: La ética dada a Israel es única

En el mundo secular para exponer un tema se requiere que valla sustentado por cualquiera de los filósofos reconocido por la academia filosófica.

En el mundo cristiano para exponer una homilía se necesita tener apoyo en cualquier texto bíblico y si fuera posible nombrar el libro y el personaje de donde se toma la información.

La ética en el mundo secular

En el mundo secular la ética tuvo su principio en la filosofía, con los personajes más destacados en oratorias y raciocinios, por lo cual tenemos entre otros a:

  • Aristóteles, quien vivió tres siglos a.C. El se centró en su pensar y tomó como ética, “Toda acción humana tiende a un fin”, puesto que en algún aspecto representa un bien que se busca.

Así, el bien se identifica con el fin de los actos y por lo tanto, “el bien, tomado en sentido general, es aquello a que todas las cosas aspiran”.

Para Aristóteles “la felicidad  y la prosperidad”, son el verdadero bien supremo, puesto que a ella está enfocada toda la objetividad de la vida en el ser humano y como secuela todos sus actos.

  • El Epicureísmo: Se destacó en el cierre del tercer siglo a.c. Este filósofo reduce el fin del hombre al placer.

Para Epicuro, la felicidad superior que puede anhelar el hombre en esta vida radica en evitar el dolor, que es el único mal, y lograr todo el mayor aumento de placeres, tanto psíquicos como corporales, pues, el “placer es el único bien”.

Las escuelas fundadas por Epicuro

La escuela fundada por Epicuro, enseñaba que el hombre estaba compuesto de alma y cuerpo y por ello, admitía tanto los placeres del alma, es decir, “el gozo espiritual” como los eminentes de la carne.

Muchas gentes de la antigüedad entendieron que el placer era únicamente los goces sensuales.

Los educandos de las escuelas epicúreas crearon conceptos notables del placer, manteniendo que hay evidencias importantes que distinguir cuidadosamente entre los diversos placeres para poder buscar el mayor.

Otros comentarios filosóficos, se centran que cuando se dice que el placer es el fin, no se habla de los placeres de los hartos, ni de la sensualidad, sino de la ausencia del dolor físico y de la ataraxia del alma.

El término griego “ataraxia” significa la ausencia de turbación o calma interior.

También los ideólogos Estoicos, buscaban esta calma interior, pero no mediante la huida del dolor como los epicúreos, sino mediante el aguante del dolor, con la paciencia y la templanza.

  •  El Hedonismo: Se comenta que esta escuela se diferenciaba a las de Epicúreo, porque el único “placer” es el “placer sensible”, ya que el placer determina el valor ético de la acción.

Al mismo tiempo se presupone que, habitualmente el ser humano obra sólo por el placer.

  • La escuela estoica: Se hizo muy célebre al cierre del siglo tres mientras que los epicúreos permanecían sosteniendo su ideología en el placer y así confinaban sus límites en lo físico.

Los estoicos lo situaban en la apatía, en las prohibiciones de las pasiones, lo cuales, son también una meta temporal y terrena.

Además de eso, resumía la felicidad en el dominio sobre las pasiones que tanto perturban la razón. Para ellos el único mal era el vicio y el único bien la virtud.

Cada una de estas escuelas naturalistas a través de las edades aportaba cada día diferentes principios.

Los estoicos añadieron que la buena conducta es la que está en armonía con la naturaleza entera, y el mal es lo irracional e inconsecuente.

Ponían como paradigma, un ladrón, ha quebrantado la ley del respeto mutuo de la propiedad de cada ciudadano, porque ha obrado en contra de sus propios intereses, irracionalmente.

Al mismo tiempo, consideraban que las acciones son buenas o malas intrínsecamente, sin considerar los resultados ni las consecuencias.

La ética según diferentes autores

Igualmente, el bien supremo consiste en el esfuerzo por alcanzar la virtud; todo lo demás es flemático, pues la dignidad radica totalmente en la intención, viviendo conforme a la razón y en armonía con la naturaleza, así se adquiere la verdadera sabiduría.

  • La ética kantiana: tiene mucho en común con la “razón práctica”, que rige nuestra conducta, según Kant, no es el conocimiento visionario, sino la “razón práctica” que él distingue de la razón pura.

Pero también él pone el mismo énfasis exclusivo en el motivo, es decir, no hay nada bueno sino una buena voluntad, como lo escribe el imperativo categórico “el deber por el deber” y no en lo incierto, “reflexionando las circunstancias”.

Kant Para establecer el contenido de la ley moral, formuló dos principios básicos:

A. Las reglas de la conducta han de ser universales, como universales son apriori las reglas de la lógica y las de las matemáticas. La inmoralidad consiste así en buscar excepciones.

B. Hay que tratar a los hombres como fines en sí, y no como medios.

  • La ética evolucionista: Darwin sugirió que la teoría evolucionista se podría aplicar a la vida humana, incluso a la Psicología, como ya lo estaba haciendo Herbert Spencer.

Spencer fue quien formuló la teoría de una Ética en conformidad con la evolución biológica, la cual, poseyó muchos éxitos en el siglo pasado, pero esta teoría está hoy reconocida generalmente como inadecuada.

Cuya ética fue netamente naturalista por excelencia, estando subordinada de manera absoluta a una suposición biológica, expresada de esta manera:

“Es bueno todo aquello que tiende a la supervivencia”. Spencer encerraba toda la vida orgánica en este aforismo, y mantenía que la ética ha evolucionado al ritmo de los demás aspectos de la vida, y que continuaría su proceso.

Darwin por supuesto propuso que la teoría evolucionista se podría aplicar a la vida humana, incluso a la Psicología, como se ha considerado de un hecho pasado.

  • La ética presentada por Hegel: Aunque la ética de Hegel bien puede encuadrarse dentro de los sistemas éticos transcendentales, sin embargo, esta disciplina se acomoda mejor dentro de los sistemas dialécticos, dada la importancia primordial que para éste, tenía la dialéctica.

También se dio la ética hegeliana con el nombre de perfeccionismo, quien la regia el sistema metafísico de las ideas absolutas que abarcaba la totalidad de la experiencia humana, y la voluntad universal del “gran todo ideal”.

Además de todas estas exposiciones procedentes de una gama de pensadores calificados por la academia filosófica, encontramos otra serie de normas con principios heterogéneos que también han regido los ámbitos culturales de los tiempos.

Por ejemplo entre otros:

  • El raciocinio realista: implica establecer una distinción entre lo que sea bueno y lo que sea malo.

Desde el punto de vista de los moralista: si el bien y el mal coinciden, ¿Qué serían el bien y el mal en sí?

  • La ética de virtudes: esta teoría relativamente es reciente, según la cual, una acción es moral al hacerla fuera de una persona virtuosa.

Por ejemplo, para el utilitarismo hay que ayudar a los necesitados porque eso aumenta el bienestar general.

  • La ética aplicada controversal: esta ética es la que se ocupa de estudiar cuestiones morales concretas y controversiales.

Por ejemplo:

Algunos objetos de estudio de la ética aplicada son:

  • El aborto inducido.
  • La eutanasia.
  • Los derechos de los animales.

Algunas de estas cuestiones se agrupan por similitudes y son estudiadas por otras disciplinas

  • La ética ambiental: Se ocupa de la relación entre los seres humanos y el medio ambiente.

Quizás la pregunta esencial de esta disciplina es: ¿qué deberes tienen los seres humanos hacia el medio ambiente?

  • La ética deontológica: “Deontológica” es un término filosófico para referirse a la teología.

Supuestamente se inclinará en el dicho: hay que hacerlo porque es “nuestro deber”; en contraste con la ética de virtudes: hay que ayudar a los necesitados porque al hacerlo “seríamos caritativos y benevolentes”.

Esta disciplina es la teoría normativa según la cual existen ciertas acciones que deben ser realizadas, y otras que no deben ser realizadas, más allá de las consecuencias positivas o negativas que puedan traer, es decir, hay ciertos deberes u obligaciones, que deben ser cumplidos más allá de sus consecuencias.

Es razonable que esta ética es totalmente llena de comportamiento, que indica ciertos bienes como la “felicidad” o “deseo”, así como para los seres humanos, y por lo tanto deseable.

La ética enfocada desde el punto de vista de la conservación y satisfacción para los casos de necesidades

  • La ética económica: Según los expertos en economía comentan que, esta disciplina se ocupa de las relaciones que deberían guiar las relaciones económicas entre los seres humanos y el efecto que tales normas tendrían sobre la economía de nuestras sociedades.

Por lo tanto los grandes economistas que desarrollaron la teoría moderna de la economía, partieron de las bases de la ética.

El ejemplo más cercano es el utilitarismo desarrollado primero, como doctrina moral y luego usado para la teoría del valor neoclásica.

Estimado educando

He tenido a bien recuperar todos estos datos para tomar una idea apremiante de lo que es la ética expresada por los grandes pensadores seculares de la antigüedad; de las cuales se derivan nuestra cultura de hoy día.

De inmediato hablaremos un poco de la ética teológica, la cual se deriva de la palabra de Dios, llamada la “Biblia”, que desde el comienzo de los tiempos fue aplicada y ha sido recomendada para las nuevas generaciones.

Vea también: Cómo interpretar la Biblia

Recuerde que este estudio es: “Ética Bíblica”

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

La ética bíblica y sus características.

La ética profesada en el Antiguo Testamento

El Antiguo Testamento fue el manual abierto para el pueblo de Israel.

El cual se destacó en salud y en sociometría en todos los períodos de su vida, exceptuando el momento que quisieran imitar las costumbres paganas.

Vea también: Bibliología del Antiguo Testamento

En el Nuevo Testamento es el manual que culturiza nuestras generaciones de las costumbres extraídas del escepticismo.

Y como tal puede chocar explícitamente con cada situación que podamos enfrentar en nuestras vidas diarias.

Para esto se requiere que la ética Bíblica sea el faro en nuestros tiempos, que destelle rallos hacia nuestras conciencias para poder hacer la gran diferencia ante las dos culturas.

Para la persona que viene confundida del paganismo, quisiera decirles que, la Palabra de Dios contiene la luz que ilumina el sendero de cada persona por donde deberíamos andar, ella.

Principios éticos según la biblia

Nos marca ciertos principios que serán nuestro estándar por el cual, nos conviene conducirnos a las realidades de las cosas. Por ejemplo:

La Biblia nos dice que nuestro cuerpo es el templo del Espíritu Santo y que debiéramos honrar a Dios a través de él.

1 Corintios 6:9-10,19-20.

¿No sabéis que los injustos no heredaran el reino de Dios? No herréis; ni los fornicarios, ni los idolatras, ni los adúlteros, si los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredaran el reino de Dios”.

Este texto nos da el margen para tratar todos los asuntos de injusticia; de fornicaciones, fetichismo y homosexualismo.

Con la meditación de estos y otros textos los cristianos podemos prescribir la calzada que nos conduce a la conclusión que debiéramos aplicar en cada situación diferente.

Sin embargo, se encuentran algunos asuntos concretamente aislados.

En algunos casos, necesariamente tenemos que estudiar la situación con más profundidad, con la ayuda del Espíritu Santo que prometió morar en cada creyente, el cual nos redarguye cuando nos salimos de su radio de acción. San Juan 14:26.

Por ello, cada creyente debe ubicar “la Biblia” como el mapa guiador, quien a su vez, sería suficiente para llevar una vida cristiana en acorde con la santidad divina.

Vea también: Pilares de la vida cristiana

La ética bíblica principió en el Edén

Con Adán y Eva, con las normas “alimenticias”.

Por ejemplo: Dios les dijo: de todo árbol del huerto podréis comer, pero del árbol de la ciencia del bien y del mal no comeréis.

Porque el día que de él comiereis de cierto moriréis y como no se guardó tal disciplina, el hombre y su mujer pagaron las consecuencias.

El apóstol San Pablo en la carta a los Romanos 12:1. Nos presenta la razón por lo cual debemos seguir las normas alimenticias y morales para poder servir a Dios y vivir mejor.

“os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios, que es vuestro culto racional”.

Analicemos el siguiente texto

En 1 Timoteo 4:16. “Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina”…

En este pasaje el apóstol le exige a su homólogo, “Timoteo”, que tenga cuidado de dos cosas.

En primer lugar de “ti mismo”, es decir, de su personalidad o su cuerpo como individuo. Esto es una ética particular, para una persona como humano, la cual es posible que en nuestros días escasea.

En otra parte en 1 Timoteo 5:23, Ya no bebas aguas, sino usa un poco de vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades. Estos versos están inclinándose a la medicina preventiva.

Puesto que, si uno no sabe lo que come y lo que bebe a tiempo, puede ingerir alimento y bebidas dañinas para la salud; inequívoco que va a sufrir las consecuencias de tal proceder.

En la época actual hay más interés en el cuidado del cuerpo. Es bueno saber esto, porque existe una medicina llamada “preventiva” la cual, se ha destacado en la enseñanza, que: Si cuidamos nuestro cuerpo:

  • Ingiriendo las comidas sanas.
  • Tomando los ejercicios normales.
  • Durmiendo suficientemente.

vamos a disfrutar de una existencia más larga y con una calidad de vida más alta.

La ética del vestuario 

Esta ética del vestuario principió con Adán y Eva en el huerto del Edén.

Cierto día, Dios, visitó el huerto, y encontró el hombre escondido entre los árboles; al oír la voz del Creador lo hace consciente de su estado de desnudez.

Vea también: El hombre en el huerto del Edén

¿Dónde estás Adán, le dice Dios? Y él responde: oí tu voz y me escondí porque estaba desnudo, es decir, “la ética del raciocinio me iluminó que estaba desnudo”; sin embargo, Dios lo ampara y lo viste con una vestimenta duradera y fuerte.

Al trascurrir la historia, Noé, trasgredió esta moral por una borrachera, se desnudó, y por tal motivo vino la maldición para dos de sus hijos y sus generaciones.

Nos cuenta el segundo libro de Samuel 11:2-4 que más tarde la señora Betsabé, no quiso someterse a esta clase de disciplina, practicó su desnudez en su propio patio, y como consecuencia hizo que el rey David cometiera pecado de adulterio.

El cual le trajo muchas desavenencias: a su vida, a su casa, a su reino un caos; y el esposo de Betsabé le ocasionó la muerte.

Por ello, cada uno de estos casos nos enseña que, la desnudez es una vitrina del mercadeo del diablo.

Ley mosaica

Al venir la ley Mosaica, se le exigió que las mujeres no se vestirán trajes de hombre, ni los hombres vestirán ropa de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace. Deuteronomio 22:5.

Hoy día es importante que los cristianos nos ajustemos a los parámetros bíblicos para agradar a Dios, Efesios 6:6.

Recordemos que la palabra nos enseña que las mujeres deben vestirse en forma modesta. 1 Timoteo 2:9-10.

La consideración teológica propone que la desnudez, supuestamente, no es inconveniente por la vergüenza que pueda producir al que la práctica, sino porque los principios de la moral que depende de Dios.

De la cual pide que lo hagamos con pudor y modestia. Deuteronomio 22:5; 1 Timoteo 2:9.

La vestimenta de los humanos siempre ha despertado controversia.

Pablo seguía las normas prevalecientes de la cultura de su pueblo, y su ferviente convicción en el mensaje de Jesucristo, los cuales le llevaban a enseñar que cada uno debe vestir conforme a lo ordenado por Dios.

La honra ubicada del decoro que debe tener la mujer y el hombre sobre sus cabezas

San Pablo expresó: que era deshonroso al hombre dejarse crecer el cabello, mientras a la mujer le es honroso dejarse crecer el cabello. 1 Corintios 11:14. ¿Qué quiso decir el apóstol con esto?.

En 1 Corintios 11:15 dice que la mujer debe dejarse crecer el cabello por dos motivos.

Primero”porque en lugar de velo le fue dado el cabello” .

Segundo, que el cabello en la mujer es distintivo de sujeción a la autoridades superiores, que a su vez, será la señal física y visible para los ángeles. 1 Corintios 11:10.

En 1 Corintios 11:14 por lo contrario e incoherente, al varón le es deshonroso dejarse crecer el cabello.

Primero, porque él está puesto en autoridad y los ángeles deben reconocerlo como tal.

Segundo, no debe ocupar el puesto de las mujeres, además al hombre no se les exigió velo, y si esto lo hace, puede ocasionar abominaciones para Dios.

El apóstol San Pablo comentaba que, hay cosas que para los paganos son legales y naturales; pero para los hijos de Dios no son ajustables, por no ser edificantes.

Por ejemplo, San Pablo podía decir: Yo no puedo “adaptarme” a las cualidades presentadas por las culturas del mundo, puesto que me considero en aprieto de distanciarme del Señor, cual anhelo, no deseo. 1 Corintios 6:12; 10:23.

Cada cristiano tiene la experiencia de la práctica de la ética cristiana que a su fin disfrutará de salud porque se convierte en una medicina para el practicante.

Tanto moral, físico y espiritual; ya que la ética cristiana es una luz que destella rayos que ilumina al mundo de oscuridad.

Como dijera en su exposición el obispo Álvaro Torres: que la ética secular define que el valor moral es atribuido por el hombre a los actos humanos; pero en la ética cristiana es Cristo quien expone y valora los actos humanos.

El Señor Jesús se lo aplicó a sus discípulos frente a la disciplina de los Fariseos y de los Escribas “Si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entrareis en el reino de los cielos”.

Tipos de ética

  • La  ética del raciocinio personal, este proceder es natural y opera en el individuo por su racionamiento.

Por ejemplo: Caín y Abel consideraron llevar ofrenda a Dios; sin embargo la ofrenda de Abel fue vista mejor que la de Caín y Dios le da la oportunidad a éste, para que la cambie por otra mejor, pero por su raciocinio malévolo no lo hizo, por ello, apareció asesinando a su hermano.

  • La ética del consorcio matrimonial desigual: Se glosa que los pre-diluvianos, viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. Génesis 6:2.

Esto ocasionó varios principios perjudiciales:

  • Jehová dijo: No contenderá mi Espíritu con el hombre.
  • Nacieron los grandes gigantes y valientes.
  • La maldad se incrementó en alta escala.
  • La tierra se corrompió y estaba llena de violencia.
  • Esto le produjo a Dios arrepentimiento de haber hecho hombre.
    Además se incineró la ira de Dios para terminar con esta generación enviando el diluvio.

Si miramos la historia, nos damos cuenta que todos los que han roto esta clase de ética les ha ido mal, por ejemplo: Sansón, “el hombre de las fuerzas”; se casó con una filistea (Dalila) y sus resultados fueron que le sacaron los ojos.

Salomón, “el hombre sabio”, se casó con las princesas: Egipcias y Cananeas, cuyo resultado fue que las mujeres le desviaron su corazón y lo llevaron hasta cometer idolatría “adorar ídolos”.

1 Reyes 11:1-8. San Pablo escribiéndoles a los corintios les hace una observación que no os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?.

2 Corintios 6:14-18, ¿y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?.

El apóstol presenta las partes negativas de esta unión por las siguientes razones:
  • En Dios no existe compañerismo entre la justicia con la injusticia.
  • No existe comunión entre la luz con las tinieblas.
  • No hay concordia entre los hijos de Dios con los inconversos.
  • Dios no es injusto para poner yugo desigual.
  • No hay acuerdo entre el templo de Dios con los ídolos.

Si esto lo haces tendrás los resultados de la gente anti-diluviana; además, de los personajes citados y por citar.

La disciplina familiar es una ética creada desde el principio. 

Para hablar de este tema tenemos que tener en cuenta los textos sagrados que nos instalan el designio fundamental del matrimonio y de la familia, considerando como un ente central lo establecido por Dios desde el “principio del mundo”.

El libro de Génesis que, es el libro que habla de los principios, intrínsecamente en su contexto se consigna que, dentro de todos los seres creados, el hombre fue la máxima expresión de la creación hecha por Dios.

Donde la unión conyugal del hombre y la mujer fue la primera y, por consiguiente, la esencial institución de la creación de Dios.

También te puede interesar: El propósito de Dios para cada uno de nosotros

Esto nos lleva a pensar que, cuando Dios decidió crear el mundo terrestre, ubicó en su contexto creativo todo lo ineludible de una supervivencia productiva y satisfactoria para el hombre, quien a su vez, habitaría en plena comunión con el creador.

Igualmente, con su acompañante, con la cual se establecería en matrimonio, y llegaría a hacer una institución, que a su ordenanza, haría parte de ella.

Circulando en este precioso libro de Génesis escrito por Moisés, se despliega pedagógicamente que: El hogar es antes del estado, de la economía e inclusive de la iglesia; y por ende, el hogar sirve y ha sido utilizado a través de los siglos como el fundamento y el apoyo de la sociedad.

Te recomendamos ver: La familia es un tesoro valioso

Miremos la ética desde otra perspectiva

Hablando más a fondo sobre esta temática, desde otra perspectiva: se cree que las naciones, las grandes Urbes, las ciudades, los pueblos con su radio de acción, se juegan en gran parte por la ordenación formativa y los valores de los seres humanos que la componen.

Desde entonces, se brinda la disciplina, como ética trascendental que, la familia manifieste el esquema revelador del deseo que Dios tenía cuando la formó.

Si nos trasladamos al principio, nos daremos cuenta que, Dios eligió el paraíso para establecer el matrimonio y en la Biblia se encuentran abundantes promesas y advertencias para velar por la unidad familiar.

Porque un matrimonio establecido y guiado por los principios bíblicos, contiene el potencial de ser tan bendecido como la relación de Cristo con su amada iglesia. Efesios 5:22-23.

También te puede interesar: El matrimonio se ha mantenido en sus principios bíblicos o es obsoleto

Raciocinio teológico, que debe haber entre las familias cristianas y el mundo rodante

Cierto expositor en familia, desarrollaba en su homilía varios puntos relacionados con el raciocinio teológico, que debe haber entre las familias cristianas y el mundo rodante:

Primero: Cuando los hombres de Dios nos damos cuenta que no tenemos la libertad para añadir ni cambiar la palabra de Dios; ni que ésta, se someta a las distintas modalidades que proyecta el mundo; es cuando juzgamos que tales particularidades.

Estas tendrán que ser calificadas por medio de las Sagradas Escrituras, y a su vez, estás, no pueden ser juzgadas por ningún criterio cultural en ningún tiempo.

Segundo: El matrimonio no debe ser desmantelado por ninguna creencia irreligiosa, escéptica e incrédula, más bien debe ser honrado por aquellos seres que se mantienen con los principios primitivos.

Tercero: El antiguo testamento, prescribe severos castigos para aquellas personas que se hacen de antemano de los privilegios y responsabilidades que conlleva el matrimonio, entre sí.

Uno de los diez mandamientos expone:“No desearás la mujer de tu prójimo”. Éxodo 20:14 y “la ley requería que aquellos condenados por adulterio recibieran la pena de muerte”. Levíticos 20:10.

Cuarto: El nuevo testamento no requiere la pena capital por los que cometen fornicación y adulterio, pero asegura que “Dios los juzgará” en el día del juicio.

Aquellos que no están casados y que aún, así, se envuelven en los placeres sexuales reservados para el día del matrimonio. Hebreos 13:4.

Cada mirador de la historia sagrada debe considerar:

La reciprocidad entre marido y mujer que ha sido moldeada por la relación de Dios con su pueblo Israel, y no por las costumbres sociales del mundo pagano.

De ello, que al continuar las instrucciones de Dios trae tantas bendiciones a cualquier pareja aunque parezca inconcebible.

Aunque en el mundo de hoy, se observan los numerosos hábitos relacionados con fornicaciones y adulterios practicados antes del matrimonio.

Por consiguiente, puede escasear del apoyo en los textos sagrados, porque han surgido de rutinas culturales del escepticismo y por ello, la existencia de tales prácticas, no son acorde a las pautas establecidas por las sagradas escrituras.

Se ha conjeturado que esta posibilidad sea una de las razones por las cuales se ven hijos abandonados en hospitales, en clínicas, en lugares de aislamientos comunes.

La ética en el matrimonio

También, los gobiernos se han dado cuenta de tal flagelo, y han tratado de educar a las familias como fuente importante de una nación, y por ende, todos tienen leyes que regulan el matrimonio.

Es notable, que el matrimonio como institución, está recibiendo numerosos ataques y mientras que la humanidad tenga una larga y perpetua historia por violar el compromiso matrimonial.

El reto por alcanzar será negar la disciplina, la existencia y la validez de las normas morales referente a la santidad del matrimonio.

Aunque los gobiernos establezcan leyes condenatorias para los insensatos e irresponsables.

Las estadísticas que hablan de la paternidad irresponsable, añaden:

Que los aspectos perjudiciales que operan en la familia son muchos y todos ellos revelan las consecuencias que provoca el divorcio y el abandono de familia en nuestra época.

En el sistema teológico, se observa que en nuestra época el temor de los hombres y mujeres hacia a Dios, se va deteriorando.

Aspectos que conllevan a la ira de Dios

Por ello, se hace necesario recalcar los aspectos que conllevan a la ira de Dios.

Precisamente, por no obedecer los estatutos matrimoniales y el respeto mutuo para con el prójimo, cuyas faltas se pueden mencionar:

  • Falta de amor y de comprensión entre los esposos.
  • Falta de respeto y autoridad en la relación entre padres e hijos.

Además, crece cada día el número de divorcios y de uniones no matrimoniales.

Pareciera, que el recurso más fácil fuera la esterilización, el aborto, los cuales ascienden en su gran mayoría cada día al caos, a las desilusiones y a las decepciones que engendran dificultades entre familias para trasmitir a los demás los valores humanos.

Te recomendamos ver: Fortaleciendo nuestras familias

Partiendo de la reflexión de esta doctrina, genera un gran interés a todos los estudiantes por indagar e investigar acerca de lo planteado o manifestado por Dios sobre el matrimonio y sus estatutos básicos en la vida cristiana.

Sin ignorar que la problemática entre familia es una expresión de cada cultura y del medio en donde nos desenvolvemos.

Por ello, es importante que cada cristiano deba tener en cuenta y estar presto a hacer que la luz Bíblica ilumine cada circunstancia cotidiana en nuestro ambiente substancial en el hábitat del mundo Cristiano.

No obstante, “nuestro comportamiento” no debe ser la monografía primordial, sino la naturaleza y propósito fundamental que Dios ha tenido y le ha facilitado al matrimonio primariamente y por lo tanto, a la familia.

Deberes como cristianos

Bajo esta perspectiva, nuestro deber como cristiano es permitir que los principios bíblicos nos iluminen como la “estrella de belén” que iluminaban a los sabios al pesebre del divino maestro.

Y así, nuestro matrimonio, familia y contemporáneos andaremos con los rayos reflejados de la luz de estos mismos principios.

Considerando tales principios, se hace necesario ahondar en el estudio de la biblioteca sagrada que se compone de sesenta y seis tomos revisados por el canon, de los libros sagrados. La “Biblia”.

Recuerde querido lector que este estudio es ética Bíblica

La ética nueva testamentaria

La Ética nueva testamentaria está reflejada en el sermón del monte prescrito en el evangelio de san Mateo capítulos 5-7, donde ocupa tres capítulos enteros; de allí, se desprenden las disciplinas cristianas que disfrutamos en este día de gracia.

Este sermón se llevó a cabo en presciencia de todos los discípulos, los cuales aprendieron el ejercicio de la vida cristiana y en cada una de sus epístolas la vemos reflejada e impartiendo para las nuevas generaciones.

Por ejemplo: si leemos detenidamente las cartas de Santiago y las de San Pedro, nos daremos cuenta que son una interpretación del Sermón del Monte.

Por ello, la ética bíblica posee su base de autoridad en la revelación divina, la Biblia es el registro de esa revelación.

Dios se ha manifestado en Jesucristo para salvar a la humanidad y mostrarle por sus enseñanzas la manera de vivir, y por supuesto nos conviene conocer su naturaleza humana como divina, sus atributos naturales y morales.

Dios en su atributo moral, es el gobernador del universo, y como tal, es esencial que juzgue; la biblia nos dice que él es justo y por lo tanto aplica justicia.

Siempre lo ha hecho y siempre lo hará “El juez de toda la tierra ¿no ha de hacer lo que es justo?” Génesis 18:15.

Dios es Santo y aborrece al pecado y no lo puede tolerar ante su presencia.

“Muy limpio eres de ojos para ver el mal, ni puede ver el agravio”. Habacuc 1:13. San Pedro le da una aplicabilidad a todos sus seguidores: “Sed Santo como él es Santo” 1 Pedro 1:15-16.

Por ello, Dios ha tenido como propósito principal redimir a la humanidad del pecado.

Y enseñarle el camino que nos permite vivir la vida más feliz, con sentido de satisfacción propia.

Las epístolas escritas por el apóstol San Pablo, sus enseñanzas son producto de ciertas circunstancias especiales en las distintas iglesias locales.

Puesto que muchas fueron hacia el mundo gentil.

Y por supuesto no pensaba establecer leyes universales y eternas, más bien que los creyentes tomaran conciencia de sus posesiones como hombres de Dios.

Sin embargo, el Espíritu Santo estaba obrando de tal manera que estos consejos para circunstancias específicas han llegado a formar parte del Nuevo Testamento y nos dan la base para formular principios generales que se pueden aplicar en todas las épocas.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Si analizamos el mensaje ético de San Pablo, más bien se basa sobre el tema de la justificación por medio de la fe.

Te recomendamos ver: Cómo dar un paso de fe para avanzar

La experiencia de la conversión para vivir una vida lejos de las antiguas costumbres judaizantes y las del paganismo

El ser humano que determina seguir este camino de Cristo va a encontrar muchas dificultades y desafíos, por el choque de las viejas costumbres que provienen del paganismo.

Pero también tendrá el recurso de una potencia que le infunde las cualidades necesarias para perseverar. Según Pablo, la vida cristiana no consiste en el cumplimiento legalista de ciertas leyes.

Vida cristiana

Este concepto está muy lejos de las enseñanzas del apóstol, Radicalmente, la vida cristiana es una relación personal con Cristo.

Cuando uno entra en esta relación por medio de la conversión, recibe la potencia para revolucionar su vida vieja y operar en vida nueva.

Por motivo de la vida nueva en Cristo, encontramos las fuerzas suficientes para vivir la vida más pulcra, dejando a un lado los vicios y haciendo esfuerzos por reflejar en su vida las virtudes personales y sociales.

Vea también: Pasos para avanzar en la vida cristiana

Las cuales son la base de una sociedad estable, agradable para aquel que le salvo.

San Pablo prestó atención, la importancia de la ética como una disciplina que brinda tal resultado; las experiencias procedentes del evangelio, son la conversión que libra al hombre de una vida de vicios, de malas costumbre.

Y este es el efecto que resalta la diferencia moral que hay en los que se convierten.

En muchas cartas el apóstol utiliza el temor a Dios, con el fin de que las personas tomen disposiciones de escapar del juicio de Dios.

Asimismo, motiva a los cristianos a vivir una vida pura en el sentido moral por la seguridad que tienen una herencia eterna en los cielos.

Y desafía a los cristianos para seguir el ejemplo de Cristo como modelo para su comportamiento.

Por ejemplo, La epístola a los Romanos enseña que una ignominia contra Dios puede llevar al hombre a una degradación en un bajo nivel con más de veinte cargos donde se sienta el gran juicio de Dios.

Este ejemplo les vino porque rechazaron la revelación de Dios, y se fueron a brindarles culto a las creaturas antes que al Creador.

Te puede interesar: La desobediencia del hombre

La carta a los Corintios se debe que aquella ciudad tenía muchas influencias inmorales, la iglesia que Pablo estableció allí, sostenía una lucha con la inmoralidad que era parte de la vida diaria entre sus habitantes.

A la vez ellos estaban sometidos a las prácticas paganas que incluían en traer animales a los ídolos, unos eran sacrificados y otros eran repartidos al público.

Los cristianos más antiguos se oponían al uso de tal carne porque sería participar en la idolatría. Pablo les escribe recomendándoles el proceder. 1 Corintios 8:8-9-12-13.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

La ética bíblica y sus características.

Por otra parte la cuidad estaba empedernida en la fornicación que en el paganismo, era la consagración a la diosa astarot.

Hoy, como cristianos debemos vivir decorosamente como miembros del cuerpo de Cristo, ya que nuestros cuerpos son templos del Espíritu Santo y como tal, no debemos contaminarlo.

En 1 Corintios 6:19-20 dice:

“¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que mora en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Pues habéis sido comprados por precio, por tanto, glorificad a Dios en vuestro cuerpo”.

Entre los países del Asia Menor se daba el comercio de esclavos, el negociante pagaba el precio del valor del aprisionado; y luego tomaba posesión de éste.

Después, tenía autoridad absoluta sobre el esclavo. Si él quería, podría brindarle su libertad, o exigirle una sumisión absoluta en el trabajo, o decretar su muerte.

San Pablo toma este prototipo para aplicárselo a la esfera cristiana ya que somos esclavos de Cristo, él nos compró, y debemos actuar de acuerdo con los mandatos de nuestro amo.

Por ello, se dirige a los gálatas con estas expresiones: llevo en mi cuerpo “las marcas de Jesús” (Gálatas 6:17), que puede ser una referencia a las marcas que pusieron en los esclavos para identificarlos con su dueño.

Cierto teólogo expresó lo siguiente: las marcas que el cristiano debe llevar son los frutos del Espíritu Santo:

“Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y dominio propio” Gálatas 5:22-23.

Estas marcas la llevamos impregnadas por el Espíritu Santo, colocadas en el raciocinio de la razón que, nos requiere que sea más clarividente para continuar con las normas procedentes por el Espíritu para poder vivir mejor.

Por esta razón le escribe a los Romanos que les gustaba servirle al imperio; ahora en Cristo “… os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios, que es vuestro culto racional” Romanos 12:1.

En 1 Tesalonicenses 4:1-12. El apóstol igualmente suplica a los creyentes a hacer lo modesto o lo decoroso.

Procediendo como seguidores de Cristo en toda la dependencia con la familia, en el trabajo y otras relaciones en nuestro diario vivir.

En la carta a los Romanos en el capítulo 13 se encuentra un procesamiento concerniente a las obligaciones del cristiano con la dependencia a las jurisdicciones civiles.

La problemática de nuestros días

Algunas de las razones de esta debilidad inmoral en el mundo de hoy, es que existen parejas que van corriendo ciegamente al casamiento sin una orientación ni consideración detallada.

Se comprometen ir al matrimonio, aún sin conocerse realmente como personas.

De hecho, algunas veces no son sinceras con ellas mismas, y supuestamente creen que están profundamente enamoradas, y lo que tienen es una emoción pasional y no una realidad.

También te puede interesar: Jóvenes auténticos para Dios

El principal dispositivo del ambiente matrimonial está comprendido en la imagen de ser “una sola carne” Si esto es así, se forma una asociación que tiene su eje en la perseverancia.

Esto significa: que si permanecemos unidos, no existiría un espacio de flaqueza moral en nuestros conceptos actuales sobre el matrimonio.

Más bien, se aglutinaría un asunto de permanencia de los votos matrimoniales habidos anteriormente.

He tenido a bien traer ciertas reflexiones de algunos Alienistas, donde explican muchos conceptos sobre este tema.

  • La familia es un don tan precioso porque forma parte del plan de Dios para que todas las personas puedan nacer y desarrollarse en una comunidad de amor, ser buenos esposos e hijos en este mundo es la mejor enseñanza que podemos dar.

Y así, participar de las bendiciones que Dios ha repartido a los que le obedecen.

  • Cuando las familias se forman según la voluntad de Dios, son fuertes, sanas y felices.
    Por lo tanto hacen posible el desarrollo humano y espiritual de sus miembros, contribuyendo así, a la renovación de toda la sociedad y de la comunidad misma.

Además, sólo con la ayuda de Dios, viviendo de verdad el Evangelio, es posible realizar plenamente el proyecto de Dios sobre el matrimonio y la familia en la sociedad.

  • Los cambios culturales extraídos por el canon bíblico en estas últimas décadas han alumbrado fuertemente en las tradicionales familias.

Por tal razón, Dios ha querido que los hombres en este tiempo se formen en el vínculo de la familia.

Es decir, que los predicadores colaboren con Él, en esa tarea, ya que la familia es uno de los bienes más preciosos de Dios dado a la humanidad.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

La ética bíblica y sus características.

Para concluir el estudio de hoy con el tema ética bíblica

Gracias a Dios por haberme concedido la gran oportunidad de adquirir este material tocante a la ética filosófica.

Como las demás que han llenado el marco histórico como un estudio de carácter moral, sujeto a las características y a las potencialidades que nos hacen reflexionar sobre nuestra conducta frente a los demás grupos como asistente del mismo.

Esta clase de disciplina se ha catalogado como una pedagogía que nos enseña a hacer copartícipe de las relaciones y las convivencias de nuestro medio como ciudadano.

Con derecho y también con responsabilidades para transformar al mundo con la capacidad de un artífice lleno de conocimiento y de valores con visión universal.

Los ejemplos reflejados por Dios desde el principio han hecho que el hombre reaccione ante las circunstancias de la vida y nos sirven como prototipo para el comportamiento de las familias cristianas.

Ya que en sus prácticas se hacen a las maravillosas promesas de alcanzar a los demás hombres de todas las épocas y culturas.

Actualmente

Se ha considerado que es el método de conseguir la realización personal y la de los seres queridos es crear un hogar en donde la ternura, el respeto, la fidelidad, el trabajo, el servicio desinteresado sean las normas de la vida diaria.

Es por ello, que estas técnicas pedagógicas son tan efectivas que, fueron usadas por el gran maestro, el Señor Jesucristo.

Quién nació en una familia ejemplar, sus padres fueron José y María, les obedeció en todo y aprendió de ellos a crecer como verdadero hombre.

San Lucas 2:51. “Así pues, la familia de Cristo ha sido ejemplo y modelo para las familias de todos los tiempos”.

Por ello, ha atravesado el marco histórico sin perder el valor y el poder de evolucionar al hombre disoluto y hacerle un cambio metempsicosis como lo hiciera en la transformación del agua en vino en Caná de Galilea.

Desde este principio cada cristiano tiene que utilizar el raciocinio como persona transformada que lo conduce a la senda de las relaciones cívicas.

De esta manera compartir nuestra cristiandad como persona que posee una vida de paz y seguridad.

Si se toma como prototipo la corriente de los ancestros, como una corriente “clásica”.

Es indispensable considerar que la ética tiene como objeto los actos que el ser humano realiza de modo consciente y libre.

No se limita sólo a ver cómo se realizan esos actos, sino que busca emitir un juicio sobre estos, que permite determinar si un acto ha sido éticamente bueno o éticamente malo.

Finalmente, me gozo en despedirme con todos estos apartes tomados del Antiguo y Nuevo Testamento.

Con el fin demostrar que la Biblia es una biblioteca de principios morales que nos proporciona muchas instrucciones detalladas.

De lo que necesitamos para vivir la vida cristiana y sobre todo, cómo deberíamos comportarnos ante la sociedad contemporánea. La ética bíblica y sus características.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

La ética bíblica y sus características.

Copyright y engrosado por el pastor
York Anthony Shalom
Licenciado en Sagrada Teología
Magister en Divinidades Teológicas
[email protected]

Por: York Antony Shalom

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.